| 1/10/2018 8:31:00 AM

Con reformas estructurales, Colombia debería crecer 2,9% según Banco Mundial

El Banco Mundial reveló su informe de perspectivas globales que América Latina en general seguirá mejorando su desempeño económico durante el 2018, aunque con riesgos por incertidumbre, desastres naturales y nuevas medidas proteccionistas en Estados Unidos, entre otros.

De acuerdo con el más reciente informe de Perspectivas Globales del Banco Mundial, durante el 2018 Colombia lograría un crecimiento de 2,9%, superior en cerca de 1,1 puntos porcentuales al crecimiento de 1,8% que la misma entidad estima para el PIB del país en el 2017.

Según la entidad, dicho crecimiento se lograría gracias a un incremento en el consumo privado, apoyado por una inflación moderada; la recuperación de las exportaciones en medio del incremento de los precios del petróleo; la ejecución del programa de infraestructura de Vías de Cuarta Generación y la aplicación de reformas estructurales para mejorar la competitividad.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, señaló que el informe del Banco Mundial es “una razón para el optimismo, un buen pronóstico, una buena proyección que hace el Banco Mundial para el crecimiento de este año, superior a las expectativas y sobre todo mostrando que vendrá una recuperación que seguirá hacia adelante, porque para el 2019 esperan un crecimiento aún mayor”.

Puede interesarle: América Latina rompió su récord de endeudamiento según la ONU

La entidad destacó que durante el 2017 “la moderación de los precios del petróleo y la maduración de los yacimientos petrolíferos afectaron a Colombia” mientras que, en general,  todos los países de la región que dependen de la industria extractiva presentaron dificultades en su desarrollo económico.

Para toda América Latina, el Banco Mundial pronosticó un crecimiento de 2% este año y de 2,9% para el 2019. Así, la región consolidaría su recuperación económica tras haber registrado un PIB de 0,9% en el 2017, afectado en especial por la caída de Venezuela que habría sido superior a lo esperado inicialmente.

Fuente: Banco Mundial

Dicha recuperación se daría impulsada por “el fortalecimiento del consumo y la inversión privada, especialmente en países exportadores de productos básicos, impulsarán el crecimiento”, según el organismo.

Lea también: Países de América que tuvieron más y menos déficit fiscal en 2017

Sin embargo, para la región también hay riesgos durante este año.

Por un lado, está la incertidumbre política en países como Brasil, Guatemala y Perú, que unida a la debilidad económica de Venezuela podrían frenar el crecimiento de varios países.

Además, la creciente incertidumbre generada por las elecciones que se llevarán a cabo durante este año en varios países de la región, pueden retrasar el crecimiento de Brasil, Colombia, México, Costa Rica, El Salvador y Paraguay en el corto plazo.

Por otro lado, el Banco Mundial destacó el efecto que podrían tener “las perturbaciones generadas por desastres naturales”, que afectan especialmente a los países del Caribe.

Puede interesarle: Fitch: América Latina tiene pocas probabilidades de mejorar calificaciones en 2018

Otro riesgo que la región deberá tener en cuenta son los efectos secundarios negativos provenientes de alteraciones en los mercados financieros internacionales, que serían consecuencia por ejemplo de un ajuste desordenado en las tasas de interés a largo plazo en las mayores economías o una disminución en los flujos de inversión extranjera.

Además está el riesgo de un aumento del proteccionismo comercial en Estados Unidos, que podrían darse entre otros motivos con la terminación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan) o una negociación prolongada del mismo, así como un mayor deterioro de las condiciones fiscales de cada país, podrían perjudicar el crecimiento de la región.

Recomendado: Los temas que moverán la agenda mundial en 2018

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?