| 7/31/2012 7:00:00 AM

Petro gasta más en contratos de prestación, que en nómina

Según la Contraloría, la contratación directa, especialmente de prestación de servicios, reina en la administración distrital, así como la contratación por licitación pública en el primer semestre fue mínima.

En un análisis a la contratación distrital durante el primer semestre de 2012 por parte de la Contraloría de Bogotá, se determinó alta incidencia en contratación Directa, especialmente de prestación de servicios, mínima a través de licitación pública, más gastos en contratos de prestación de servicios que en nómina general y, deficiencias en el reporte de la información sobre contratación, lo cual conllevó a que este organismo de control enviará un pronunciamiento al Alcalde Mayor, Gustavo Petro.

El total de contratación directa ascendió a $836.538 millones; si a este valor adicionamos $601.153 millones que corresponden a contratación efectuada por las normas del derecho privado, en atención a la naturaleza jurídica de la entidad que las suscribe, arrojaría un total de $1,4 billones que se contrataron sin la selección del contratista por medio de licitación pública y que en términos porcentuales equivale al 75,1 % del total de la contratación.

Según el Contralor Distrital, Diego Ardila Medina, el comportamiento contractual que el Distrito Capital ha tenido durante los primeros seis meses de esta anualidad, presenta una alta concentración en la modalidad de contratación directa y contratación de prestación de servicios y un reducido número de procesos licitatorios, invirtiendo así la regla general de contratación mediante licitación pública para concentrar la misma en adjudicaciones directas, máxime cuando la Corte Constitucional ha expresado en múltiples ocasiones la prohibición de esta práctica irregular.


Al comprar el valor total de la contratación de servicios $1.028 millones frente al valor de la nómina total ejecutada a Junio 30 de 2012, por $892.898 millones, encontramos que la contratación de prestación servicios personales supera en un 15,2% al valor general de la nómina, situación que muestra la utilización por parte de la administración de más de una nómina paralela que mimetiza con esta forma de contratación, la cual no se corresponde con los principios de la gestión fiscal y de la función pública y menos con la política de formalización del empleo a que apunta el plan de desarrollo.

En el análisis técnico, se hizo uso de las herramientas reglamentadas para la rendición de la cuenta, Aplicativo SIVICOF, la cual recoge la información reportada a la Contraloría por los sujetos de control, y una vez consolidada y evaluada por este organismo de control se estableció que el Distrito Capital durante el período estudiado contrató, incluyendo adiciones, un total de $1,9 billones representados en 53.984 contratos.

La contratación directa, en detrimento de los procesos licitatorios, fue la modalidad más representativa con una participación del 43,7% que equivale a $836.538 millones en 28.045 contratos.

También se encontró la contratación de derecho privado (Empresas Industriales y Comerciales del Estado) con 31% que equivalen $601.153 millones en 20.450 contratos y,  además hay contratación por licitación pública con el 12,1% por $231.615 millones en 121 contratos.


En el comportamiento de los procesos licitatorios reportados por las entidades en SIVICOF, muestra que tan solo se adjudicaron 121 contratos por valor de $231.615 millones, que representa un escaso 12,1% del total de la contratación.

Llama la atención a este ente de control, dijo el Contralor Ardila Medina, que en el período evaluado, que comprende la mitad de una vigencia, tan sólo se hayan suscrito 10 contratos de obra a través de licitación pública por $109.437 millones, en una ciudad que está en construcción y lo más insólito es que de estos 10 contratos, tan sólo uno apunta al tema de infraestructura vial, como lo es el de la construcción de la intersección de la carrera novena con calle 94 con recursos que provienen de valorización.

Las demás licitaciones estuvieron encaminadas a compra de seguros, parking, adecuación de oficinas administrativas, suministro del servicio de vigilancia entre otras.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?