| 10/14/2009 12:00:00 AM

Peso colombiano frena la tendencia alcista

El peso colombiano detuvo el miércoles la tendencia alcista de cinco jornadas consecutivas y cerró con una leve baja de un 0,08 %, debido a los temores que despertaron recientes declaraciones del Gobierno de que analiza opciones para frenar la apreciación de la moneda.

La divisa finalizó a 1.827,5 por dólar, con una baja de 1,5 unidades frente al cierre del martes, de 1.826.

Los agentes detuvieron la oferta de dólares después de que el Ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, mostró sus preocupaciones en torno al impacto sobre la economía de la continúa fortaleza del peso, que en los últimos 12 meses acumula un alza de un 21,3 %.

"Los niveles actuales (del dólar) son muy bajos, preocupan muchísimo, indudablemente que están fuera de cualquier espacio de equilibrio. El Gobierno está mirando con mucho cuidado el tema", dijo Zuluaga a la radio local Caracol.

"Hay cosas que tiene que considerar de manera autónoma e independiente la junta del Banco de la República, hay otras acciones que puede mirar el Gobierno", agregó.

Además, se conoció que se tiene prevista una reunión del equipo económico del Gobierno con el directorio del Banco Central el jueves para analizar el comportamiento de la tasa de cambio.

"Esta subida del dólar básicamente es por las expectativas que tiene el mercado ante las medidas que el Gobierno pueda tomar en la reunión de mañana", dijo la analista Andrea Camacho, de la correduría Acciones y Valores.

Los analistas no descartaron que el emisor comience a utilizar su abanico de herramientas para contener la tendencia, como realizar subastas para comprar dólares e incluso continuar recortando su tasa de interés para desestimular el ingreso de capitales. 

Deuda se valoriza 

El peso abrió a 1.810 unidades, registrada como máxima cotización, en tanto que el nivel mínimo contra el dólar fue 1.840,3, con negocios por US$1.151 millones.

En contraste, el mercado secundario de deuda pública interna se valorizó, debido a la amplia liquidez local, así como por las menores preocupaciones de los operadores sobre el panorama de financiamiento del Gobierno del próximo año.

La tensión cedió luego de que el Gobierno emitió el martes un bono global por US$1.000 millones, con lo que acumuló US$2.000 millones en prefinanciamiento para el 2010.

Agentes no descartaban que el Ministerio de Hacienda tuviera que echar mano del mercado local colocando más deuda interna que lo esperado.

"Cabe destacar que con esta transacción, se reducen los temores acerca de mayores emisiones de deuda interna en el mediano plazo, en momentos en que las colocaciones programadas para el año 2009 han finalizado", indicó un informe del Banco de Bogotá.

Los referenciados títulos TES con vencimiento en julio del 2020 terminaron a un rendimiento del 8,644 %, frente al cierre del martes, de 8,754 %.



(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?