| 5/21/2011 7:50:00 AM

A pesar del invierno bajan precios de las frutas

Durante la semana del 14 al 20 de mayo se registró una reducción en los precios de las frutas, mientras que se incrementaron los de las hortalizas. Por su parte, no hay un comportamiento claro en el caso de los tubérculos.

En el grupo de las frutas, continúan bajando las cotizaciones del maracuyá, la piña, la mandarina, la guayaba, el limón común, la granadilla, el aguacate, el tomate de árbol, la papaya hawaiana, el mango, el lulo, la naranja Valencia y el banano criollo. Lo anterior obedeció a la salida de las cosechas en Tolima, Valle del Cauca y Santander. En el caso específico del limón y el mango, hay producción en Tolima.

En el caso de las hortalizas y verduras, se registró un alza en las cotizaciones de la arveja verde en vaina, el tomate, el pimentón, la cebolla cabezona blanca, la zanahoria, la lechuga batavia y la coliflor. Esto se debió a que las lluvias han afectado la recolección en Cundinamarca y Antioquia.

Con relación a los tubérculos, se destacó el incremento de la recolección de papas capira y nevada, especialmente en Boyacá, Cundinamarca y Antioquia. En cambio se dio un alza en las cotizaciones de la yuca y el ñame, ante el menor ingreso desde el Eje Cafetero y los Montes de María, respectivamente.

Menor abastecimiento de zanahoria
Durante esta semana aumentó la cotización de la zanahoria en 25 de los 28 mercados donde se negoció. Según los comerciantes, esta situación obedeció a que las lluvias provocaron una reducción en el ingreso de producto de primera calidad desde Cundinamarca y Boyacá. En Bogotá e Ibagué, por ejemplo, los precios se incrementaron un 29%, en promedio, y el kilo se vendió a $992 y a $720, respectivamente.

Así mismo, durante la semana subieron las cotizaciones de la arveja verde en vaina, la berenjena, los tomates chonto y Riogrande, los ajos importado y nacional, el pimentón, las cebollas cabezona blanca y junca, el perejil, la lechuga batavia, la coliflor y el ají dulce. El precio mayorista de la coliflor se incrementó porque las lluvias afectaron la calidad del producto procedente de Facatativá, Tocancipá, Chía y Zipacón (Cundinamarca) y, además, no se contó con la cantidad habitual de Mutiscua y Pamplona (Norte de Santander), donde algunos cultivos se vieron afectados.

En las ciudades de Medellín y Pereira, las cotizaciones subieron en un 15%, en promedio, y el kilo se pagó a $2.230 y a $1.477, respectivamente. También, se observó menor oferta de arveja verde en vaina de primera calidad desde Pasca y San Bernardo (Cundinamarca), razón por la cual subieron los precios en 24 de los 39 mercados donde se comercializó este producto.

En la ciudad de Cali, el alza superó el 23% y el kilo se vendió a $2.133. Aumentaron las cotizaciones mayoristas de la cebolla junca procedente de Aquitania (Boyacá), como resultado de las menores recolecciones realizadas a causa de las lluvias. En Bucaramanga y Cali los precios se elevaron en un 12% y el kilo se pagó a $1.031 y a $1.444.

Por otro lado, esta semana disminuyeron las cotizaciones del fríjol verde en vaina, la espinaca, la cebolla cabezona roja peruana, el repollo blanco, la ahuyama, la remolacha y el pepino cohombro. En el caso del repollo blanco, el precio bajó en 15 de los 27 mercados donde se comercializó, ya que se contó con más cantidad de la hortaliza desde Une, Bojacá y Tenjo (Cundinamarca).

En Ibagué y Neiva, por ejemplo, las cotizaciones se redujeron en más del 13% y el kilo se ofreció a $400 en Ibagué y a $289 en Neiva. Además, se registró un incremento en la oferta de espinaca desde la Sabana de Bogotá, donde para prevenir daños adelantaron las recolecciones, lo anterior provocó la caída de los precios en 14 de los 24 mercados donde se vendió. En Armenia y Villavicencio, por ejemplo, las cotizaciones cayeron un 15%, en promedio y el kilo se ofreció a $3.778 y a $3.000, respectivamente. Lo mismo sucedió con la remolacha cultivada en la Sabana de Bogotá, pues en esta zona están adelantando las recolecciones para evitar pérdidas y daños fisiológicos que afecten la calidad del producto, lo que generó un descenso en los precios.

En Tunja y Barranquilla, el kilo se negoció a $803 y a $983, 13% menos que la semana pasada. Finalmente, la cotización de la cebolla cabezona roja peruana disminuyó en once de los doce mercados donde se vendió, ya que ingresó una mayor cantidad de producto desde el vecino país. En las ciudades de Valledupar y Cali, los precios se redujeron en más de 18% y el kilo se vendió a $2.133 en la primera y a $1.778 en la segunda.

Mayor oferta de limón
A lo largo de esta semana bajó la cotización del limón Tahití en 22 de los 29 mercados donde se comercializó. Esta conducta obedeció al mayor ingreso de producto desde los municipios de Socorro, Rionegro (Santander), El Guamo y Chaparral (Tolima). En las ciudades de Bucaramanga e Ibagué, el precio por kilo se pagó a $520 y a $640, un 11% menos.

De igual manera, cayeron los precios del maracuyá, el kiwi, las piñas manzana y gold, las mandarinas arrayana y onecco, la guayaba pera, la pera y las manzanas importadas, la ciruela roja, el limón común, las uvas verde, chilena y red globe nacional, la granadilla, los aguacates común e injerto, la curuba larga, el tomate de árbol, la papaya hawaiana, el mango de azúcar, la naranja Valencia y el banano criollo.

Las cotizaciones del maracuyá se redujeron gracias al mejor nivel de abastecimiento que se recibió de Villanueva y Onzaga (Santander). Lo anterior provocó una reducción de sus precios en 26 de los 33 mercados donde se transó esta fruta y en las ciudades de Medellín y Pereira la variación fue de 9% menos con respecto a la semana anterior. Los precios del limón común reflejaron una reducción en 23 de los 27 mercados donde se ofreció debido al mayor volumen de carga procedente de Guamo (Tolima) y Valle del Cauca. Las variaciones más significativas se registraron en las ciudades de Pasto y Bucaramanga, allí el kilo se ofreció a $750 y a $640, y la disminución fue mayor al 30%.

Del mismo modo, las cotizaciones del mango de azúcar se redujeron en seis de los catorce mercados donde se negoció esta semana, gracias al mejoramiento en la oferta desde Magdalena. En Barranquilla, por ejemplo, el kilo se transó a $620, reportando una variación mayor al 10%. También, aumentó el abastecimiento de aguacate común desde Chaparral, Alvarado y Rioblanco (Tolima), por lo que se registró un descenso de sus precios en trece de los 27 mercados donde se comercializó este producto. En Neiva y Valledupar sus precios disminuyeron en un 13% con respecto a la semana pasada, y el kilo se vendió a $3.520 en la primera y a $2.000 en la segunda.

Por otro lado, esta semana subieron las cotizaciones de las papayas melona, maradol y redonda, la fresa, la naranja común, la mora de Castilla, la pitahaya, la mandarina común, el banano bocadillo, la patilla, la guanábana y el melón Cantalup. En el caso del melón, el menor ingreso desde Cimitarra y Capitanejo (Santander), ocasionó el incremento en su precio en doce de los 16 mercados donde se cotizó.

En la ciudad de Tunja y Bogotá, por ejemplo, el kilo se negoció a $2.083 y a $2.626, lo que indicó un aumento mayor al 18% con respecto a la semana pasada. Las cotizaciones de la patilla se incrementaron en trece de los 25 mercados donde se negoció el producto. Esta situación es resultado de las lluvias registradas en Los Llanos Orientales y en La Unión (Valle del Cauca), que provocaron una baja en la producción. Finalmente, las cotizaciones de la mora de Castilla subieron debido a la menor oferta reportada en los municipios de San Bernardo, Pasca, Granada (Cundinamarca) y Valle de Cauca. Dicha alza se observó en 21 de los 38 mercados donde se transó este producto. En Bogotá el precio por kilo se incremento un 10%, vendiéndose a $3.731.

Baja la cotización del plátano
Esta semana cayeron los precios del plátano hartón verde en 24 de los 38 mercados donde se negoció este producto. Esta situación, se dio gracias a que aumentó la recolección en Socorro (Santander) y el Urabá antioqueño. En Medellín y Montería, por ejemplo, la disminución alcanzó el 12% y el kilo se vendió a $1.036 en la primera y a $575 en la segunda.

De la misma forma, cayeron los precios de las papas R12 roja y negra, capira y nevada, la malanga, la arracacha amarilla y los plátanos guineo, dominico y dominico hartón verdes. En el caso de la papa R12 roja, las cotizaciones bajaron en cinco de los siete mercados en los que se ofreció debido al incremento en el abastecimiento desde el altiplano cundiboyacense. En Bogotá y Armenia, la disminución alcanzó el 16% y el kilo se vendió a $408 y a $4120, respectivamente.

Asimismo, las cotizaciones de la papa capira cayeron en 19 de los 26 mercados donde se ofreció, ante la buena cosecha en Santuario y Carmen de Viboral (Antioquia). En Medellín y Manizales, por ejemplo, los precios disminuyeron en más de 2% y el kilo se transó a $744 y a $500, respectivamente. Para la papa nevada, se dio una reducción en las cotizaciones en ocho de los doce mercados donde se comercializó esta variedad, antelas mayores recolecciones en los municipios de oriente antioqueño.

En Marinilla (Antioquia), uno de los principales destino de la producción de esta zona, la caída en el precio superó el 6% y el kilo se transó a $700. Igualmente, los precios de la arracacha amarilla cayeron en nueve de los 18 mercados donde se comercializó esta variedad porque disminuyó el abastecimiento desde Cajamarca (Tolima) y las provincias de Centro y Márquez, en Boyacá. En Tunja e Ibagué, por ejemplo, el kilo se vendió a $840 y a $1.081, respectivamente, lo que representó una caída de 11%, en promedio, con relación a la semana anterior.

Por el contrario, subieron las cotizaciones del ulluco caucano, los ñames espino, criollo y diamante, las papas criolla, tanto limpia como sucia, parda pastusa, única, morasurco, suprema y sabanera y las yucas criolla, ICA y chirosa. Los precios del ñame diamante subieron en cuatro de los seis mercados en los que se vendió, por la finalización del ciclo productivo en los Montes de María.

En Cartagena y Montería, el kilo se vendió a $509 y a $477, respectivamente, lo que significó un aumento de 3%, en promedio. La poca producción de yuca chirosa en el Eje Cafetero, ocasionó el incremento de las cotizaciones en cinco de los doce mercados donde se negoció. En Montería, por ejemplo, el kilo se vendió a $383, lo que representó un alza del 12%. Finalmente, en el caso de la papa criolla limpia, el aumento de los precios se debió al menor nivel de ingreso desde Sonsón, Abejorral, La Unión, Carmen de Viboral, San Vicente y Santuario (Antioquia). En Medellín, por ejemplo, el kilo se ofreció a $704, 11% más que la semana anterior

Suben precios del pollo
En el transcurso de la semana aumentaron las cotizaciones del pollo entero fresco con vísceras y los siguientes cortes: alas con costillar, menudencias y piernas. El precio del pollo entero fresco, por ejemplo, debido a la reducción en la oferta desde Santander. En Ibagué, el precio por kilo fue $4.800, 9% más comparado con la semana anterior.

En cambio, bajaron las cotizaciones de los huevos rojos y blancos debido a que, según los comerciantes, se incrementó la oferta procedente del Eje Cafetero y Valle del Cauca. El precio del huevo rojo A, por ejemplo, cayó en diez de los 19 mercados en donde se vendió. En Barranquilla la unidad se cotizó a $175, 6% menos.

Cae producción de panela
Esta semana se observó un aumento en el precio de la panela cuadrada blanca en cinco de los once mercados en donde se vendió, debido a que las lluvias dificultaron la producción. En Valledupar y Medellín, por ejemplo, el precio aumentó en más del 3%, cotizándose el kilo a $1.571 y a $1.407, respectivamente.

Asimismo, se registró un alza en los precios del arroz de primera y de segunda como resultado de la baja producción en Córdoba y Sucre. En el caso del arroz de primera, este comportamiento se presentó en 16 de los 30 mercados donde se vendió. En Cúcuta y Armenia, el kilo se negoció a $2.260 y a $2.347, lo que significó una caída del 3% frente a la semana anterior.

También, aumentó la cotización de la tilapia roja entera fresca, debido a que se redujo la oferta desde los cultivos de Cereté y Montería (Córdoba). Dicho comportamiento se observó en dos de los tres mercados donde se ofreció. En Barranquilla, los precios subieron en un 2% y el kilo se transó a $5.600.

De igual modo, a lo largo de la semana aumentaron las cotizaciones del fríjol cargamanto rojo en seis de los trece donde se ofreció, ya que las lluvias impidieron su secado, especialmente en Antioquia. En Manizales, los precios subieron en un 7% y el kilo se transó a $5.500.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?