| 10/15/2010 6:45:00 AM

Pérdidas de las EPS ya van en $30.000 millones este año

Como calamitosa calificó Acemi, la situación financiera de las Empresas Prestadoras de Salud. Para este año los servicios no POS suman $2,5 billones. Las deudas con el Fosyga superan el valor del patrimonio de todas las EPS juntas.

Según el presidente de Acemi, Juan Manuel Díaz-Granados, los recobros que las Empresas Prestadoras de Salud, EPS hacen al Fosyga por servicios que no están en el Plan Obligatorio, le dejan a un déficit anual de $1,2 billones.  

A nivel individual la situación de liquidez de  las empresas es grave. Debido a que cuando prestan servicios no POS, deben girar a los proveedores y posteriormente hacer el recobro ante el Fosyga. Según Díaz-Granados ésta situación se está traduciendo en un flujo de caja negativo.

“El sistema de salud colombiano  no tiene los recursos suficientes para mantener el tren de gastos que tiene. Pretender subir las cotizaciones es inviable en la actual coyuntura y pretender  subir los impuestos con destino a la salud también tendría muchos raparos”, explicó el funcionario.  

Las cuentas por cobrar de las EPS al Fosyga suman $1 billón y el patrimonio de todas las empresas es de $800.000 millones, esto quiere decir que la deuda es superior al patrimonio.    

“La operación de las EPS en su conjunto para el 2010 es negativa. Las empresas sobre las cuales tenemos información perdieron $30.000 millones  en el primer semestre”, señaló Díaz-Granados.  

Pero el faltante no solo es a nivel presupuestal. En la actualidad hay 12 camas hospitalarias por cada 10.000 habitantes. El promedio de América Latina es de 20.

Según un estudio de la Universidad Nacional, Colombia tiene un déficit de más de 20.000 médicos.  Esto sin contar la falta de especialistas y enfermeras en todo el territorio. Por ejemplo, en Colombia hay 3.500 salas de cirugía, pero sólo hay 2.500 anestesiólogos.  

Reforma a la salud

En este momento el Ministerio de Protección Social  está haciendo los arreglos al borrador de la Ley Estatutaria de Salud. El objetivo es reglamentar la unificación gradual del Plan Obligatorio del Régimen Contributivo con el Subsidiado, el cual deberá estar listo antes del primero de diciembre del 2011.  

Una vez se haga esta modificación,  el nuevo POS deberá actualizarse integralmente cada dos años.  

La socialización en las 11 mesas temáticas de salud ya acabó y se espera que en las próximas semanas el Gobierno radique el texto final ante el Congreso para iniciar su discusión, la cual no será nada fácil.

El borrador contiene 11 artículos  en los que se describen los principios de acceso al servicio de seguridad social. Se define que en el nuevo POS estarán excluidas las prestaciones suntuarias, cosméticas, procedimientos sin evidencia científica y los que se ofrezcan fuera del territorio colombiano.

También estarán por fuera del Plan Obligatorio las enfermedades “huérfanas” (que afectan a menos de una persona por cada 10 mil habitantes como hemofilia, fibrosis quística, entre otras) sin embargo, éstas se financiarán con los recursos establecidos en la Ley. 

Hoy viernes el ministro de Protección, Mauricio Santamaría, el Presidente de Acemi y los representantes del sector se reunirán para  discutir los cambios al texto.  

Díaz-Granados indicó que, por ahora, se mantendrá al margen de la discusión sobre ponerle límites a los servicios de salud. Sin embargo advirtió que  ningún país está en capacidad de brindar todos los servicios de salud a toda la población.

En promedio, los países desarrollados se gastan US$3.000 al año por persona o paciente. En los Estados Unidos esa cifra es de US$6.000, pero en Colombia el gasto anual por persona es de US$200.

“Pretender que podamos dar todos los servicios  de salud, sin límites a toda la población, no es un escenario razonable”, concluyó el Presidente de Acemi.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?