| 8/2/2016 12:10:00 AM

Latinos afrontan el temor a la pérdida y fracaso en la búsqueda de empleo

A pesar de que los ciudadanos latinoamericanos califican de "buena" la calidad en la educación en la región, muchos de ellos perciben grandes preocupaciones por la pérdida del trabajo y fracaso en la búsqueda de empleo, según una reciente investigación del BID.

Las opiniones y percepciones de casi 85 millones de ciudadanos latinoamericanos sobre la calidad de vida en la región fueron planteadas en una reciente investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Para la elaboración de la investigación fueron incluidas megaciudades y ciudades Ices (Iniciativa Ciudades Emergentes y Sostenibles, entre las cuales se encuentran urbes intermedias). Entre las megaciudades se tuvieron en cuenta ciudades como Bogotá, Ciudad de México y Sao Paulo; entre las Ices se incluyeron ciudades como Barranquilla, Montería, Cuenca y Mar del Plata.

‘Voces emergentes, percepciones sobre la calidad de vida urbana en América Latina y el Caribe’, incluyó un análisis sobre más de 20 aspectos de calidad de vida urbana. No obstante, en esta ocasión se resalta la importancia de las percepciones sobre la calidad de la educación y el empleo.

Educación no clasifica como una gran preocupación

El acceso y la calidad se convierten en dos aspectos fundamentales a la hora de evaluar la educación. Según los resultados del BID, la educación no constituye una problemática prioritaria para los ciudadanos latinoamericanos.

Entre 21 aspectos evaluados, la educación ubica el lugar 15 en las megaciudades y el lugar 17 en las Ices, en cuanto a problemáticas prioritarias.

Respecto a la evaluación general de la calidad de la educación, los porcentajes totales de personas que creen que la enseñanza primaria y la enseñanza secundaria son de buena calidad o de muy buena calidad ascienden al 66,6% y al 65,4%, respectivamente.

Sin embargo, la mejor evaluada fue la educación superior. El porcentaje de ciudadanos que creen en la buena calidad de la educación superior ascendió a 78,8%. En el caso de Bogotá, la cifra se ubicó por debajo del promedio alcanzando un 75,9%.

Fuente: BID, elaboración Dinero

De igual forma, el compromiso de los docentes de la educación superior fue el más destacado. Un 85% de la población consultada considera que los docentes de ese nivel educativo están comprometidos o muy comprometidos, a diferencia del 79,6% evidenciado en los docentes de educación secundaria.

Pérdida y fracaso en la búsqueda de empleo, entre las mayores preocupaciones

Al contrario que la educación, la preocupación por el empleo se ubica entre los diez primeros puestos del ranking de los problemas que afectan la calidad de vida.

Entre los encuestados que se encuentran trabajando o buscando trabajo, el 60,1% de los habitantes de las megaciudades expresan estar preocupados por la posibilidad de perder el empleo o continuar desempleados en los próximos 12 meses. Este porcentaje asciende al 61,1% en el caso de las ciudades intermedias.

Por su parte, las diferencias de género en materia de empleo también se hicieron visibles. Se registró una menor participación de las mujeres y de los adultos mayores, tanto en el caso de las ciudades Ices como en el caso de las megaciudades. Según el BID, mientras que el 70,8% de los hombres declararon que se encontraban trabajando en el momento en que se realizó la encuesta, en el caso de las mujeres la proporción fue del 54,3%.

Es importante resaltar que es alto el porcentaje de personas que, aún cuando se encuentran trabajando, experimentan problemas para cubrir las necesidades del hogar. Un 58,5% de las personas que afirmaron que no llegan a satisfacer las necesidades familiares se encontraban trabajando en el momento de la encuesta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?