| 8/26/2008 12:00:00 AM

Pensiones se mueven a infraestructura

En julio de 2008 las inversiones en infraestructura realizadas por los Fondos de Pensiones ascendieron a $10,6 billones. Se destaca la inversión en energía.

De acuerdo con el más reciente informe emitido por Asofondos, en el mes de julio las inversiones de los Fondos de Pensiones en proyectos de infraestructura ascendieron a $10,6 billones. Este tipo de inversiones fortalece el proceso de diversificación en activos que las Administradoras de Fondos de Pensiones vienen realizando en sus portafolios y ratifican el gran papel que cumplen como aliados de inversión en proyectos de alto impacto para el desarrollo del país, dice el informe.

En este sentido, Santiago Montenegro, Presidente de Asofondos destaca que para aumentar la inversión en infraestructura, las AFP deben contar con reglas de juego claras que garanticen mayores rentabilidades a los recursos de los trabajadores colombianos. En la medida en que los proyectos se caractericen por tener reglas claras, como estudios de factibilidad previos, licitaciones con los incentivos correctos, aportes de capital, rendimientos y valoración de la inversión, las AFP esperan incrementar sus inversiones en este tipo de activos.

Es importante destacar que cada vez es menor la participación en activos de renta fija dentro del portafolio de los fondos de pensiones obligatorias (del 92% en 2003 al 68% en 2008). En la práctica, este proceso ha impulsado el crecimiento del mercado de capitales del país, especialmente la demanda por activos diferentes a títulos de deuda pública.

El informe asegura que para los trabajadores afiliados a las AFP, la inversión en infraestructura tiene dos efectos reales y positivos en sus recursos: Incrementa las rentabilidades y disminuye la volatilidad del portafolio. En efecto, la inversión en infraestructura permite que los afiliados puedan obtener rendimientos de largo plazo muy atractivos, dentro de los que se destaca el caso reciente de Ecopetrol.

Por otra parte, al incrementar la inversión en proyectos de infraestructura se incentiva la diversificación del portafolio, lo que contribuye a reducir la volatilidad de los rendimientos. En otras palabras, al evitar poner todos los huevos en la misma canasta, característico de mercados no desarrollados financieramente, se reduce la probabilidad de pérdidas elevadas en el valor del portafolio.

Adicionalmente, para los ciudadanos, la financiación de proyectos viales, de agua potable, energéticos, entre otros, genera un impacto social deseable en un país que parece mantener un atraso importante en varias de estas áreas. Las concesiones viales en Chile o la expansión del metro en Santiago, han sido proyectos financiados en parte con recursos administrados por las AFP.

Lo anterior constituye un buen ejemplo de cómo el ahorro privado debe canalizarse hacia proyectos financieramente viables que mejoren la calidad de vida de la comunidad. “En las carreteras chilenas se pueden leer vallas que dicen `en esta carretera pusimos tus ahorros para poder hacer crecer tu pensión...´, a este tipo de procesos esperamos llegar en Colombia” señaló el Presidente de Asofondos.

A la fecha, de los $10,6 billones invertidos en infraestructura, $7,1 millones corresponden a participaciones accionarias y $3,4 billones a compra de emisiones de deuda. El sector con mayor inversión ha sido el energético con $4,8 billones (que incluye $3,9 billones invertidos en acciones de Ecopetrol), seguido del eléctrico con $4,2 billones, comunicaciones con $549.000 de millones, proyectos viales con $472.000 millones, agua potable con $399.000 de millones y titularizaciones de cartera hipotecaria con $122.000 de millones.

En cuanto a los resultados financieros de los Fondos de Pensiones Obligatorias, los rendimientos observados en el mes de julio por $430.704 millones permitieron obtener rendimientos acumulados de $223.360 millones a lo largo de 2008, dando vuelta al resultado negativo presentado durante el primer semestre.

A pesar de la caída de 2,5% en el precio de la deuda pública y la desvalorización de 17% en el IGBC en lo corrido del año, la diversificación del portafolio ha permitido alcanzar resultados destacables en una coyuntura adversa como la actual. Esto explica el mejor desempeño en el último año con relación a fondos de pensiones en otros países como Perú o España.

Nuevamente se debe enfatizar que los rendimientos financieros deben ser evaluados en un contexto de largo plazo, debido a que el análisis de rentabilidad fundamentado en la coyuntura y en el corto plazo lleva a mensajes equívocos.

Por ejemplo, la desvalorización a junio de los TES y en mayor medida de las acciones se reflejaron en rendimientos acumulados negativos en el primer semestre (-$210.000 millones), sin embargo, la volatilidad financiera propia de estos recursos ha llevado a que un mes después los rendimientos sean positivos y que se valorice el portafolio en $430.704 millones.

Como resultado de lo anterior, los Fondos de Pensiones Obligatorias ascendieron a $54,1 billones de los cuales $25,5 billones han correspondido a rendimientos (equivalente al 47% del valor del fondo), recursos que en su totalidad son propiedad de los trabajadores colombianos.

Por último, es de anotar que con la entrada de multifondos se prevé continuar con el proceso de diversificación del portafolio hacia mayores proporciones de renta variable.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?