| 3/22/2016 9:07:00 AM

París pierde atractivo para turistas chinos, no para inversores

Luego de años de atraer grandes cantidades de turistas chinos, Francia vio declinar la cantidad de visitantes después de los atentados terroristas de noviembre en París. Los inversores chinos no se han mostrado tan remilgados.

Si bien la torre Eiffel y los Campos Elíseos reciben menos visitantes chinos, los inversores del gigante asiático siguen volcando dinero en la segunda mayor economía de Europa.

La inversión china en Francia aumentó 160% el año pasado y llegó a los US$3.620 millones, según un estudio de Baker & McKenzie. Es una cantidad pequeña si se la compara con los US$15.300 millones que destinaron a los Estados Unidos, pero es posible que las inversiones en Francia crezcan.

“Se pueden hacer buenos negocios” dijo en una entrevista Yan Jufen, el secretario general de la cámara de comercio china en París. “En todos los sectores aumentó la cantidad y el monto de las inversiones. Los chinos invierten en todo lo que funcione”.

En momentos en que el crecimiento se desacelera en su país y Francia ofrece activos con denominación en euros y una economía estable, los inversores chinos compran de todo, desde viñedos de Burdeos hasta hoteles y centros comerciales suburbanos. Más del 80 por ciento del dinero chino que ingresa a Francia se destina en la actualidad a los sectores inmobiliario y de hotelería.

Tomemos el caso de Jack Ma, el fundador del grupo de Internet Alibaba y la segunda persona más rica de China, que acaba de comprar Château de Sours, una compañía vitivinícola cuyos orígenes se remontan al siglo XIV; o el de Wang Jianlin, el hombre más rico de China, que contribuye al financiamiento de EuropaCity, un proyecto minorista y de esparcimiento de 3.000 millones de euros (US$3.300 millones) ubicado al norte de París.

“Queríamos desarrollar en Francia, y en París en particular, desde hacía mucho tiempo”, dijo Jianlin el 26 de febrero, al explicar que analizó sus planes con el presidente François Hollande en China en noviembre. “Es un proyecto ambicioso e innovador, y en este momento es el más grande que tenemos fuera de China”. Accor, Club Med

Las grandes empresas francesas también recurren a China por financiamiento. HNA Group Co. de China adquirió en enero una participación de 10% en la operadora de alquileres de vacaciones Pierre & Vacances-Center Parcs por unos 25 millones de euros y aceptó proporcionar 1.000 millones de euros en financiamiento para el desarrollo de cinco proyectos en China. En febrero, Jian Jiang International elevó su participación en el grupo hotelero francés Accor a 11,7%, con lo que se convirtió en el mayor accionista de la cadena hotelera.

Jian Jiang, que tiene sede en Shanghái, compró también el Louvre Hotels Group el año pasado, mientras que Fosun, controlada por el multimillonario chino Guo Guangchangt, adquirió la compañía Club Med junto con otros inversores.

André Loesekrug-Pietri, el fundador de ACapital, un fondo de capital de riesgo que invirtió en Club Med y atrajo a Fosun International como coinversor, dijo que la inversión que comenzó en 2010 obedeció en parte a la intención de atraer a más empresas chinas a los resorts de la compañía.

Bloomberg

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?