| 3/24/2015 6:00:00 AM

"Economía colombiana no está en riesgo", MinHacienda

Con la acentuación de la devaluación, el encarecimiento de algunos alimentos por el paro camionero y un costo de vida elevado, el Gobierno explicó qué viene para la economía colombiana.

La economía colombiana es una de las que más crece en la región a ritmo acelerado, este es el discurso que con frecuencia los colombianos ven en los medios de comunicación. Sin embargo, también leen en los periódicos que los precios de los alimentos y el transporte suben y que la devaluación trae consigo una serie de problemas que terminarán por afectar a todos los bolsillos. ¿Qué está pasando entonces con la economía nacional?

En febrero de 2015 se registró un crecimiento de 1,5% en el costo de vida de los colombianos según el Dane. Hace menos de diez días culminó un paro camionero cuyo epicentro se registró en las regiones de Cauca y Nariño, que encarecieron hasta en 30% los precios de algunos alimentos como la papa, el arroz, la cebolla y la arveja, según las centrales mayoristas.

A lo anterior se suma el posicionamiento del peso frente al dólar que tiene preocupados a los consumidores pues buena parte de los alimentos que se consumen en el país son importados, lo que amenaza con más incrementos en los precios

Y para cerrar los temas que afectan la economía nacional, la coyuntura con los precios internacionales del petróleo a la baja amenazan el crecimiento del PIB, lo que podría impactar otros indicadores como el empleo.

¿Qué dice el Ministro Cárdenas?

En cuanto al aumento en el costo de vida de los colombianos, el Ministro manifestó que la situación que se presentó en febrero obedeció a un fenómeno estacional relacionado con menores siembras a finales de 2014, por temor al impacto del fenómeno del niño. Por lo tanto estima que comenzando el segundo semestre los precios de los alimentos bajen de nuevo.

En cuanto a la coyuntura petrolera el Jefe de la Cartera señaló que Colombia puede seguir creciendo a los niveles que se venían registrando, sin necesidad de depender de los precios internacionales del petróleo.

“La política económica de Colombia tiene mucha credibilidad por parte de organismos internacionales que han manifestado su confianza en las decisiones tomadas por el Banco de la República y por el Gobierno Nacional. Por lo tanto los jefes cabeza de familia pueden tener certeza de que los alimentos bajarán de precio, el empleo formal y su generación se mantendrán y la coyuntura petrolera no afectará el crecimiento económico del país”, afirmó el jefe de cartera.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?