| 9/22/2015 5:00:00 AM

Colombia, a pensar más en los ríos

Mucho se ha hablado últimamente del desarrollo del rio Magdalena como la principal arteria de Colombia y su gran potencial económico y vial. Pero, ¿Qué hay de los demás ríos del país, en especial aquellos que sirven de sustento a las ciudades?

Entre importancia y descuidos

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) Colombia tiene en la actualidad más de 30 ríos que abastecen las principales ciudades del país. Estos ríos no solo son una fuente de agua potable, sino también son un importante recurso económico especialmente para las personas que dependen de la pesca, la minería e inclusive ayudan a generar más del 70% de la energía eléctrica del país.

Sin embargo, para los ríos en el país no todo fluye como el agua.

Omar Franco, director del Ideam, indicó en el Estudio Nacional del Agua 2014 que los desechos orgánicos biodegradables vertidos en los sistemas hídricos en 2012 se estimaron en 756.945 toneladas. Mientras que la materia orgánica no biodegradable (como los químicos) alcanzaron 918.670 toneladas.

Esto representa un riesgo potencialmente alto para el país ya que en el informe se advierte que 318 cabeceras municipales pueden presentar problemas de desabastecimiento en épocas secas, lo cual podría afectar una población de más de 11 millones de habitantes (aproximadamente el 24% de la población colombiana).

Es evidente por un lado la importancia integral de los ríos y al mismo tiempo su descuido, especialmente en las grandes ciudades. Pero existen objetivos a los que los gobiernos y especialmente sus ciudadanos deben empezar a ver como posibles realidades a corto plazo.

El ejemplo de Suiza


Un buen ejemplo puede ser lo que sucede en la ciudad suiza de Zúrich.

El rio Limmat atraviesa prácticamente el centro comercial y financiero de la ciudad, sirviendo como conector entre el Lago Zurich y el rio Aare. Los esfuerzos por cuidar esta fuente de agua han sido tan exitosos que el Coordinador de Infraestructura y Medioambiente de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Horacio Terraza, observó a miles de ciudadanos suizos bañarse en el rio en la hora del almuerzo, prácticamente a diario.



Rio Limmat, Zurich, Fuente Blogs del BID

Valledupar sigue los pasos europeos


Pero, ¿América Latina tiene ríos de semejante calidad?

Sí, y ya hay varias formas de cómo multiplicarlos
. La ICES, Findeter, la compañía española Grupo Mondragón y el Ayuntamiento de Valledupar, capital del departamento del Cesar, trabajan en un plan de acción para demostrarle al país y a toda Latinoamérica el verdadero potencial de desarrollo que tienen las fuentes hídricas y cómo se verán beneficiadas sus poblaciones aledañas al cuidar estas reservas de agua.

“Dicho plan de acción pretende ser moderno, multidisciplinar, sostenible y capaz de contribuir al desarrollo económico del municipio”, explica el director del departamento de Desarrollo Sostenible de la cooperativa LKS de Mondragón, Lander Jiménez Ocio.

El desarrollo de este proyecto contempla el diseño y la implementación de ciclorutas, corredores ambientales y zonas verdes que conecten el río y lo articulen con la ciudad, buscando promover los usos de conservación, uso y disfrute del espacio público.

El potencial es enorme. Zonas turísticas, proyectos de infraestructura, establecimientos de comercio, empleos de mantenimiento de aguas residuales, innovación, calidad de vida, e inclusive generar un factor cultural importante por el cual los habitantes de sus ciudades aprendan a cuidar su hábitat, inspirados por el cuidado de su río.



Río Guatapurí, Valledupar | Fuente Colombian Hostels| ¿Similar no?

Por ello, el papel del ciudadano es trascendental. A través del empoderamiento de personas “creemos que es factible y rentable impulsar actuaciones de planificación y transformación socio-económica, no solo en Valledupar, sino también en otras ciudades de la región” concluye Jiménez Ocio.

Medellín no se queda atrás


En 2013 se puso en marcha uno de los proyectos más ambicioso de renovación urbana de América Latina: el Parque del Río Medellín. El objetivo principal es transformarlo en el eje ambiental de la ciudad y su región, optimizando su actual función como principal corredor de movilidad nacional y local, explica el Coordinador de infraestructura de ICES, Horacio Terraza.

El caso del rio Medellín es en cierto modo fascinante y perfecto para romper paradigmas. Durante años el río fue sinónimo de repulsión y cloaca. Hoy, el rio se puede convertir en un ejemplo a seguir, y afortunadamente no es ni será el único del país.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?