| 7/5/2010 5:00:00 AM

Panorama económico "complicado", pero no hará cambios

La salud económica de China sigue encarando amenazas debido a la débil recuperación económica global, dijo el primer ministro Wen Jiabao. Sin embargo, el país asíantico no ofreció indicios de que tenga planes de hacer cambios importantes a sus políticas económicas.

China se repuso pronto de la crisis global debido a los gastos extraordinarios financiados por el gobierno y el crédito fácil, pero las autoridades comunistas, temerosas de que la crisis de la deuda soberana europea dañara la demanda de los productos chinos, dijeron que la recuperación sigue siendo vulnerable si se produce un retroceso en el comercio internacional.

"Nuestra situación económica es ahora buena, pero el panorama económico doméstico e internacional es muy complicado", dijo Wen.

China debe "trabajar para promover un crecimiento interno estable y relativamente rápido, reestructurar la economía y controlar la inflación para alcanzar los objetivos del gobierno en 2010".

Beijing intenta fomentar el consumo interno para reducir el uso de las inversiones y exportaciones como motor del crecimiento. El gasto del consumidor va en aumento, pero millones de puestos de trabajo siguen dependiendo de la industria exportadora.

"La severidad de la crisis financiera internacional y las dificultades de la recuperación económica han superado las esperanzas de la gente", dijo.

"Así que no solamente será necesario un gran esfuerzo para solucionar algunos de los problemas estructurales de larga data, sino que debemos solucionar también algunos problemas existentes", dijo Wen.

Los líderes chinos han repetido en numerosas ocasiones que la economía se recupera, para animar a los consumidores y empresas para que gasten e inviertan. Empero, han pedido también esfuerzos para aumentar la producción, la eficiencia y el consumo.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?