| 2/13/2012 7:00:00 AM

Países deben tener Producto Interno Educativo

Andrés Oppenheimer, habló sobre los retos que tienen los gobierno de la región sacar adelante reformas que permitan mejorar la calidad de la educación, porque con el PIB solo se está mirando una cara de la moneda. Dice que muchos países se están “farreando” la bonanza económica en aventuras populistas.

El periodista y escritor asegura que los países miden el éxito o fracaso de los países en función del crecimiento económico, (PIB), y este factor solo muestra una sola cara de la moneda, porque si la prioridad es reducir la pobreza esta medición no alcanza porque no beneficia a los trabajadores informales.

“La única forma de que los trabajadores de la calle salgan de la pobreza es dándole a ellos y a sus hijos educación de calidad que les permita acceder a un empleo en la economía formal. De otra manera el crecimiento económico va a seguir beneficiando mucho mas a quienes como nosotros tenemos un empleo en una empresa”, destacó Oppenheimer a Dinero.com. 

Su propuesta es tener un indicador tan importante como el PIB para medir el Producto Interno Educativo, “para darnos cuenta de lo mal que estamos, porque el crecimiento económico sin la calidad educativa no nos va ayudar a reducir la pobreza”, precisó.

El experto asegura que esta tarea no puede ser solo del sector público. Destaca que en Brasil todos los empresarios se juntaron para conformar un movimiento ciudadano para mejorar la calidad educativa. “Lamentablemente en nuestros países muchos empresarios tienen su fundación y hacen cosas muy buenas, pero están dispersos. No es un esfuerzo conjunto y encaminado, hace falta que los empresarios hagan presión ciudadana en pro de una agenda bien pensada con metas claras”, aseguró.

Además indica que si los gobierno se unen para este esfuerzo, “podríamos salir de nuestro ombligismo y tener un poco de visión periférica”, como lo que hacen en China, India o Singapur, en donde ponen mucho peso al rigor académico y a la evaluación de maestros, al pago por mérito, exigencia para los exámenes de ingreso a la universidad.

Destaca que en América Latina tenemos las vacaciones más largas del mundo. En Japón un niño va a clase 243 día al año, en la región es de 160 días. En Asia los estudiantes pasan el doble del tiempo en los colegios que en esta zona del continente. Una de las razones es que lo Gobierno no están invirtiendo en serio en calidad educativa.

Oppenheimer considera que en este momento América Latina está teniendo una oportunidad extraordinaria única en su historia de salir del atraso y de la pobreza. “Lamentablemente muchos países se están farreando esa bonanza como Venezuela, Bolivia, Ecuador y Argentina hasta cierto punto. Ellos están tirando por la borda la mayor oportunidad en un siglo creando subsidios en efectivo que son pan para hoy y hambre para mañana, en vez de invertir en calidad educativa, infraestructura, ciencia y tecnología”, comentó.

Llama a la atención sobre este aspecto porque dice que se empezará a dar una división muy fuerte en el continente, porque muchos “están en aventuras populistas que solo traerán más pobreza”.

Andrés Oppenheimer, es editor para América Latina y columnista de The Miami Herald; analista político de CNN en Español , en su carrera ha publicado varios libros en los que se destaca críticas a al estilo de Gobierno en la región, la desigualdad de la educación en países emergentes y ha plasmado en escritos investigaciones sobre corrupción y narcotráfico. Oppenheimer fue invitado a Colombia por la Asociación Diplomática y Consular de Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?