| 12/2/2009 4:55:00 PM

Oro marca nuevo récord

Con 3,1 millones de millonarios en 2010, Estados Unidos sigue concentrando un año más al mayor número de ricos del planeta (28,6 %), por delante de Japón y Alemania.

El oro trepó el miércoles a otro máximo histórico por encima de US$1.200 la onza, apoyado por un dólar débil que cedió parte de su atractivo de refugio seguro por datos optimistas de ventas de viviendas en Estados Unidos y el apetito renovado por activos de riesgo.

Las acciones en Asia avanzaban a medida que los inversores perseguían mayores ganancias, confiados en que los problemas de deuda en Dubai, que llevaron a una venta masiva la semana pasada en las bolsas de la región, serán contenidos.

El oro al contado llegó a subir hasta US$1.215,45 luego de atravesar el nivel de US$1.200 por primera vez en operaciones en Nueva York, en medio de un repunte generalizado de las materias primas por la expectativa de una mayor demanda global.

El avance del metal también se vió sostenido por datos de ventas de viviendas en Estados Unidos y los pronósticos de analistas que sostienen que la economía china podría crecer un 10% o más este trimestre.

El cobre tocó su máximo nivel en 15 meses.

El dólar nuevamente estaba a la defensiva, mientras que el euro y las divisas de mayor rendimiento extendían ganancias en momentos en que el apetito por el riesgo muestra pocas señales de amainar, como ocurre usualmente antes de finalizar el año.

El dólar estaba plano contra una canasta de importantes divisas, y el yen se recuperaba tras pérdidas tempranas.

Este descenso de la moneda nipona estuvo motivado por la decepción ante el hecho de que las medidas de emergencia anunciadas el martes por el Banco de Japón -principalmente en financiamiento a corto plazo para los bancos- no enfrentarán la deflación o ayudarán a aliviar la presión alcista sobre el yen.

La divisa japonesa se negociaba a 87,30 contra el dólar, un alza desde el mínimo del martes a 87,54.

El yen ha ganado más de un 4% este año, aumentando la preocupación de que los exportadores se están haciendo menos competitivos, lo que amenazaría con llevar a Japón de vuelta a la recesión.

Los inversores inyectaron fondos en las bolsas de gran parte de Asia a medida que disminuía el temor sobre un potencial contagio global de los problemas de deuda en Dubai, y tras datos que mostraron que las ventas de viviendas nuevas en Estados Unidos alcanzaron un máximo de tres años y medio en octubre.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón subía un 1,1% y el índice Thomson Reuters de acciones regionales trepaba un 0,47%.

El índice promedio japonés Nikkei subió un 0,4% y alcanzó su mejor cierre en dos semanas, pero tuvo un bajo desempeño frente al resto de Asia por la decepción sobre las acciones del banco central y el débil pronóstico económico del país.

El sondeo Tankan de Reuters mostró que la confianza de los fabricantes japoneses está en su nivel máximo de un año, pero todavía refleja el pesimismo sobre el ritmo de la recuperación económica, que se prevé será lento.

El repunte de las materias primas empujó al alza las acciones en Australia, donde la minera de cobre Kagara Ltd subió un 7% y la minera de oro Newcrest Mining trepó un 5%, mientras que el referencial local saltó un 0,9%

Las acciones de las automotrices asiáticas también subieron tras datos que mostraron que las ventas de automóviles crecieron durante noviembre en Estados Unidos, otra señal de que la mayor economía del mundo se está recuperando.

La japonesa Nissan Motor, que reportó un crecimiento del 31% en sus ventas en Estados Unidos el último mes, tuvo un alza del 2,5% en sus acciones. Los papeles de Toyota Motor Co ganaron un 1,1%.

El precio del petróleo caía 21 centavos, acercándose a US$78 por barril tras conocerse datos que mostraron que los inventarios de crudo estadounidenses crecieron más de lo esperado la semana pasada.

 

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.