| 1/27/2015 5:00:00 AM

Adiós a Venezuela, adiós a Ecuador: Acicam

En diálogo con Dinero, el presidente de Acicam, Luis Gustavo Flórez explicó las consecuencias sobre la industria del cuero y el calzado colombiano, que ha perdido a dos de sus más importantes mercados en la región por culpa de decisiones políticas y restricciones comerciales.

Desde el pasado cinco de enero de 2015, el presidente de Ecuador Rafael Correa anunció la imposición de un nuevo arancel o salvaguardia del 21% para cada uno de los productos que ingresen a ese país, lo que generó una serie de reacciones por parte de los socios comerciales y empresarios que apostaron sus inversiones a este país.

Pese a la sorpresiva imposición comercial, para ningún inversionista es secreto que desde el comienzo de su Gobierno, el presidente Correa ha apostado por un proteccionismo a la producción y al comercio de su país.

Infortunadamente, esta decisión se convirtió en un nuevo dolor de cabeza para la Asociación del Calzado el Cuero y sus Manufacturas, Acicam, que además de tener que lidiar con el impacto del contrabando, las masivas importaciones de zapatos provenientes de oriente a precios irrisorios y la exportación ilegal de cuero crudo, han tenido que lidiar con la perdida de Venezuela como socio comercial estratégico.

En diálogo con Dinero, el presidente de Acicam, Luis Gustavo Flórez, explicó que el vecino país además de ser hasta hace poco el principal comprador de calzado elaborado en Colombia junto con otros productos derivados del cuero, alberga las inversiones de empresas colombianas también pertenecientes al gremio.

“La balanza comercial no favorecerá en ningún sentido a nuestro sector que ya perdió a Venezuela y que a menos de que el Gobierno colombiano logre un acuerdo con el Ecuatoriano, también tendremos que despedirnos de este mercado, pues resulta altamente costoso continuar con una dinámica de esa envergadura”, señaló.

“La fiesta esta buena y por eso me voy”

El dirigente gremial señaló que no entiende porqué Ecuador decide incluir a Colombia con esta medida aun cuando la balanza comercial se inclina en favor de ese país, pues según cifras a octubre de 2014, mientras las exportaciones Ecuatorianas a Colombia ascendían a US$19,3 millones para ese entonces, las colombianas hacia ese país, tan solo eran deUS$11 millones.

“Existía una armonía industrial mediante la que los dos países se complementaban y ahora todo está apunto de echarse a perder. Es como quien dice: me voy de la fiesta porque está muy buena”, señaló el Presidente Flórez.

Según el dirigente gremial, Venezuela hace rato perdió el poder de compra y ahora Ecuador quiere sumarse a una dinámica impositiva que terminaría afectando no solo a empresas colombianas en ese país, sino a empresas Ecuatorianas que operan en Colombia tal como sucede con el grupo Jovical o Plasticaucho, respectivamente.

En consecuencia según Flórez, Estados Unidos, Italia y China se convierten en los únicos focos de exportaciones a gran escala, motivo por el cual esperan que la misiva comercial de Colombia logré hacer entrar en razón al vecino país para que de esta manera no se vean golpeadas las economías y el sector en mención.

Cifras preocupantes

De acuerdo con el Gremio, tan solo por el contrabando que ingreso a Colombia o los cueros tratados se ha superado en 212,2% la demanda nacional de estos productos que tranquilamente se podrían conseguir más baratos y con mejor calidad en la ciudad.

Durante el último año de 128 millones de pares de calzado que transitaron por Colombia, la industria nacional produjo 41 millones.

“El decreto presidencial que el presidente Juan Manuel Santos emitió después de la segunda mitad de 2014, en un principio tuvo efectos positivos sobre la producción y comercialización del sector, sin embargo, tan solo pasaron unos meses y la aplicación de esta medida se ha hecho flexible e incompetente pues las exportaciones de cuero crudo siguen excediendo el tope establecido por la ley.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?