| 6/12/2015 8:00:00 AM

Desaceleración de obras civiles

A futuro el país le apuesta al empujón económico de la obras de cuarta generación. Este año hay desaceleración en las inversiones de obras civiles y el aporte de Construcción al PIB dependerá un poco más de Edificaciones.

Hace un año en el primer trimestre, el crecimiento en las inversiones en obras civiles fue de 26,5% y este año de 6,9%. Por lo mismo, el dato de crecimiento económico esperado para hoy debe recoger que comenzando 2015 el mayor aporte al sector de la Construcción no provino de una favorable dinámica reportada en Edificaciones aunque se esperaba que si lo hiciera.

Construcción representa entre 8% y 9% de la economía Colombiana, el año pasado Edificaciones representó el 45% del sector y Obras Civiles el 55%. Comenzando el año no aumenta el peso de Edificaciones.

El dato de obras civiles era ampliamente esperado por los analistas, allí radicaba la principal incertidumbre en los estimativos sobre el crecimiento del país en los primeros tres meses del año. La cifra divulgada no contradice el crecimiento esperado cercano a 2,7% pero si señala la moderación en el crecimiento de la formación bruta de capital para 2015.

La desaceleración en inversión en obras civiles se explica porque aquellas destinadas a carreteras, puentes, túneles pasaron de crecer 31,7% comenzando 2014 a contraerse 1,5% en el primer trimestre de 2015. Las inversiones en vías férreas, transporte masivo y pistas de aterrizaje  se contrajeron 9,8% comenzando el año mientras a marzo de 2014 crecieron 8%.

El dato del primer trimestre de 2015 fue positivo, 6,9%, gracias al crecimiento en las inversiones de acueducto, alcantarillado, represas y puertos que crecieron 24,4%, las construcciones en minería que crecieron 5,5% y de otras obras civiles que crecieron 22,8%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?