| 2/23/2014 5:00:00 AM

Nuevas obras en Bogotá – Girardot

Estas darán solución a las dificultades de movilidad en el ingreso y salida de usuarios al Centro Nacional de Entrenamiento - Tolemaida.

La terminación de las obras, igualmente, permite la continuidad de 54 kilómetros de nueva segunda calzada, desde el sector de Chinauta hasta el viaducto El Paso, mejorando la movilidad e integración entre la variante de Melgar y el sector del Cenae.

“Se trata de obras muy importantes que beneficiarán a nuestros usuarios de la autopista Bogotá - Girardot y son emprendidas por el concesionario gracias al liderazgo del presidente Juan Manuel Santos y de la ministra de Transporte Cecilia Álvarez Correa-Glen”, dijo el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade.

Las obras consistieron en la construcción de ramales de conexión y acceso al Cenae - Tolemaida, con un ancho promedio de 7,30 metros, de la siguiente forma:

Ramal Bogotá - Cenae, con una longitud de 230 metros.

Ramal Cenae - Girardot, con una longitud de 150 metros.

Ramal Girardot - Cenae, con una longitud de 190 metros y paso por la glorieta debajo de la calzada nueva.

Ramal Cenae - Bogotá, con una longitud de 230 metros y paso por la glorieta debajo de la calzada nueva.

Para dar solución a las dificultades de movilidad ante el permanente ingreso y salida de usuarios al Centro Nacional de Entrenamiento Cenae – Tolemaida, a la altura del kilómetro 101 más 750 metros , se planeó, diseñó y construyó una intersección a desnivel que consistió en permitir el paso de la calzada nueva a un nivel superior, y por debajo de esta se ejecutó una glorieta para permitir el ingreso al Cenae desde Girardot, y la salida desde el Cenae hacia Bogotá conectando con la calzada existente.

Para ello se construyeron dos puentes vehiculares con estribos y vigas en concreto reforzado, a la altura del kilómetro 101 más 750 metros. Entre los dos puentes, se construyó un terraplén para permitir la elevación de la calzada, y en el empalme con los puentes se construyeron muros en tierra armada.

Los puentes están compuestos por dos estribos en cada costado, apoyados cada uno en zapatas.

En cuanto a la superestructura de los puentes, los tableros principales se soportaron sobre seis vigas en concreto reforzado, debidamente arriostradas con tres viguetas transversales al eje, localizadas en los extremos (sobre los estribos) y en la parte central. La luz de los puentes es de 13,30 metros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?