| 4/30/2013 12:27:00 AM

Nuevo impulso a negociación del TLC con Japón

El ministro de Economía, Comercio e Industria japonés, Toshimitsu Motegui, está en Colombia para confirmar la disposición y el compromiso de su país en trabajar por el comercio bilateral y con la Alianza del Pacífico.

Este martes se reunió con el presidente Juan Manuel Santos y el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Sergio Díaz-Granados, donde quedó confirmado que Japón y Colombia retomarán las negociaciones, cuya siguiente ronda se realizará en Cali en mayo próximo.

"Esta negociación que comenzó en diciembre del año pasado recibe un nuevo impulso por parte del Gobierno japonés", manifestó el Ministro.

Además, Díaz-Granados explicó que con esta visitas también se confirmó el interés del Japón de trabajar en un proyecto de largo plazo con la Alianza del Pacífico en la construcción de infraestructura sobre todo en el Pacífico colombiano.

En cuanto a las relaciones bilaterales, el Ministro de Comercio señaló que “Japón es un país que importa cerca de 75 mil millones de dólares al año en alimentos, y ahí creemos que Colombia tiene una gran oportunidad con el acuerdo comercial para aumentar sus exportaciones de alimentos. Lo que significa generación de empleo para los colombianos, especialmente en el campo”.

Uno de los sectores estratégicos, en el cual se identificaron oportunidades concretas de inversión japonesa en el país, se destacan bienes y servicios petroleros y mineros, industria automotriz (ensamble y autopartes), agroindustria, energías renovables y biocombustibles, software y metalmecánica.

De acuerdo con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en la última década el comercio bilateral se multiplicó por 2.4 veces, al pasar de US$845 millones a US$2.014 millones en 2012. Es decir, se registró un aumento del 10 por ciento, promedio anual.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?