| 11/16/2011 7:00:00 AM

“No hay que sobreestimular la vivienda”: Cano

El codirector del Banco de la República, Carlos Gustavo Cano, aseguró a Dinero.com que no se deberían otorgar subsidios para obtener vivienda, con excepción de la de interés social y de interés prioritaria.

Aunque Cano considera que no se le debe cerrar el paso a quienes están interesados en adquirir vivienda, plantea que el incentivo debe estar dirigido sólo a las personas más pobres del país.

El planteamiento tiene relación con el alza que se ha presentado en los precios de la vivienda y las advertencias que se han venido realizando en cuanto a una posible burbuja hipotecaria.

Para Cano, las burbujas suelen ser como los aludes. “Surgen de repente, de manera sorpresiva, típicamente acompañadas de ‘manías’, euforias u orgías de entusiasmo. En semejantes circunstancias no es extraño que la gente termine sobre endeudada y los prestamistas asumiendo riesgos excesivos”, explicó.

Sin embargo, en opinión del codirector del banco central, en Colombia no existen síntomas que comprueben una burbuja hipotecaria. “Pero algunos indicios aconsejan estar alerta”, advirtió.

En este sentido, el funcionario aseguró que hay algunas ‘alertas tempranas’ que podrían estar activándose.

“Por ejemplo, ha aumentado el tiempo para poder arrendar inmuebles residenciales; en el segundo trimestre del año en curso el índice de precios de la vivienda usada y el índice del Dane alcanzaron el máximo desde 1997; los precios reales para los estratos altos y medios se aceleraron este año y ya alcanzan niveles superiores a los de los años noventa y lo que me parece más inquietante es que el precio real de la tierra urbana se ha disparado”, manifestó Cano.

¿Se ha moderado la compra de vivienda?

El codirector resaltó que el índice de confianza de los consumidores ha caído consecutivamente durante los últimos cuatro meses, al igual que su disposición para comprar vivienda.

Para el funcionario, esto puede estar explicado por la crisis internacional, con lo cual las personas podrían estar comenzando a autofrenar su decisión de compra casa.

Como se sabe, en los países emergentes, como Colombia, se ha presentado un aumento en los precios de la vivienda. “En la medida en que los pobres sean menos pobres, la demanda por vivienda será mayor”, indicó Cano.

Hasta ahora los líderes del crecimiento, en medio de la turbulencia internacional, han sido los mercados emergentes. “Sin embargo, el ‘baldao’ de agua fría nos podría llegar, más pronto que tarde, del estancamiento de las economías más opulentas del planeta”.

Regulación

El codirector destacó la importancia de la intervención del Estado en la regulación del crédito, la cual está en manos de entidades como el Ministerio de Hacienda y la Superintendencia Financiera. 

“Ese cuento de que el mercado libre representa el óptimo económico, no es más que eso: puro cuento. Sin regulación crediticia apropiada, se puede olvidar aquella lección de que todo lo que suba ‘asombrosamente’, algún día, más pronto que tarde, tendrá que bajar por igual”, indicó.

Sin embargo, resaltó que el país goza de un buen estado de salud financiera.

“El endeudamiento total de los hogares – o sea de consumo más hipotecario – todavía no alcanza sus máximos promedios históricos. Y a pesar del crecimiento de la cartera bruta total (23% en el último año), la porción de la cartera riesgosa se mantiene en niveles razonables, al igual que la vencida. No obstante, vale preguntarse hasta cuándo será así”, concluyó Cano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?