| 8/17/2013 1:36:00 PM

No hay felicidad completa en la eurozona

La economía en los 17 países de la eurozona ha tenido un mejor desempeño de lo esperado. ¿Se puede hablar de una tendencia decisiva? Guntram Wolff, director del "think thank" Bruegel, de Bruselas, advierte.

;
DW
Deutsche Welle: Según la oficina europea de estadística Eurostat, la zona euro salió de la recesión. La economía en los 17 países creció en el segundo trimestre de 2013 en un 0,3%, en relación al primer trimestre. Además hay otros indicadores de negocios que muestran una tendencia positiva. ¿Se acabó la crisis?

Guntram Wolff: Las cifras positivas son un alivio, sobre todo las de Alemania y Francia. Pero también Portugal muestra una muy buena mejoría. Pero advierto que no es hora de estallar en júbilo y dormirse en los laureles. Aún hay inmensos problemas por resolver.

La situación de la economía francesa es vista con preocupación. ¿Hay allí ahora esperanzas de una recuperación sustentable?

La reforma tributaria en Francia ha mejorado la competitividad de las empresas, pero eso no es suficiente para recuperar toda la fortaleza de la economía francesa. Aún quedan grandes problemas por resolver, como la reforma del sistema de pensiones, por ejemplo.

Según la Comisión Europea, en 2014 la eurozona crecerá un 1,2%. ¿Se logrará con ello bajar el número de desempleados en el sur de Europa?

No. Eso no será suficiente. Los niveles de crecimiento en Europa siguen siendo demasiado bajos para cambiar la tendencia en el mercado laboral. El alto desempleo en el sur de Europa seguirá manteniéndose en 2014.

¿Podrá Alemania seguir siendo la locomotora del crecimiento en la eurozona?

Si bien Alemania tiene, en efecto, las mejores cifras de la eurozona, su crecimiento es aún muy bajo para impulsar suficientemente al resto de países. Para que eso suceda, la economía alemana tendría que crecer alrededor de un 5%, por año.

¿Qué tendría que hacer la eurozona para aprovechar las tímidas mejoras? ¿Deben los Estados ahorrar menos e invertir más o acaso ahorrar más estrictamente para sanear los presupuestos nacionales?

Las inversiones estatales son muy importantes, sobre todo en Alemania. El gobierno de Angela Merkel es uno de los que menos hace inversiones públicas de toda la Unión Europea. Es sorprendente que habiendo en Alemania créditos tan baratos, el gobierno invierta tan poco. Alemania necesita amplias obras públicas de modernización de su infraestructura.

Pero aparte de las reformas nacionales, también urgen reformas en la eurozona. Se necesita completar la unión bancaria, que apenas está a medio camino.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?