| 3/5/2013 11:45:00 AM

No se escaparon del ojo de la autoridad minera

Por persistir en el incumplimiento del pago de obligaciones de canon, pólizas y multas, títulos mineros de varios departamentos no funcionarán más.

La Agencia Nacional de Minería puso fin al funcionamiento de 32 títulos mineros entre enero y febrero. Nueve de ellos están ubicados en Boyacá y Norte de Santander; tres en Nariño; dos en César, Chocó, Guainía y Magdalena; uno en Córdoba, Guajira y Meta, respectivamente.

El 70% de los títulos caducados corresponden a carbón, materiales de construcción y oro. Al 85% se les dio fin por el incumplimiento en el pago de las obligaciones referentes a canon, pólizas y multas.

El canon debe ser pagado por el titular minero anualmente y de manera anticipada en las etapas de exploración, construcción y montaje. Según la Agencia, en la etapa de explotación no se paga canon sino regalías.

Mientras que la Póliza es una obligación que se exige a lo largo de la vida del título minero, frente a la eventualidad de caducidades, multas y demás incumplimientos técnicos y ambientales. Los montos para asegurar mediante una póliza dependen de la etapa, las inversiones efectuadas y la producción (si se encuentra en etapa de explotación).

Multas

Para que la autoridad minera imponga una multa, se debe haber identificado que hay incumplimientos y si estos persisten se procede a la caducidad del título minero.

Una vez caducado el título, su titular debe suspender toda actividad minera en el área y comenzar el desmantelamiento de las instalaciones y las actividades de recuperación ambiental propias de la fase de cierre. A su vez, la autoridad minera adelanta el proceso de liquidación del contrato y recibo de las áreas.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?