| 7/29/2015 5:00:00 AM

¿Por qué nadie sabe para dónde va el dólar?

Ante la volatilidad mostrada por el dólar, expertos explican por qué el dólar en estos momentos es impredecible y por lo tanto nadie sabe para dónde va ni en donde se parará la divisa estadounidense en los próximos 6 meses.

Según explica la codirectora del Banco de la República, Ana Fernanda Maiguashca, el país sufrió un choque externo en los términos de intercambio (relación de los precios de exportaciones con respecto a los de las importaciones) pues el petróleo constituye el 60% de las exportaciones del país y la caída del precio de éste de más del 50%, necesariamente incidió en el tipo de cambio. ” A raíz de este choque se tiene una devaluación nominal” del peso colombiano.

También, la codirectora presume que este cambio en los precios del petróleo van a ser persistentes por lo que la economía tendrá que ajustarse a esta nueva realidad.

Además de esto, ante la alta relación entre la tasa de cambio y los precios del petróleo como se evidencia en la gráfica, es probable que la tasa de cambio sea altamente volátil por lo menos hasta que los precios del petróleo se estabilicen.

“Como no hay una noción muy clara de donde van a estar los términos de intercambio pues no se podría determinar en donde terminará el dólar al final del año “asegura Maiguashca.



          Fuente: Banco de la República

Frente a las expectativas que generan los anuncios de los incrementos de la tasa de interés de la Reserva Federal que han sido públicos desde hace varios meses, Maiguashca explica que el mercado  ha podido digerir y corregir las futuras alzas en la tasa de interés de Estados Unidos, por lo que esta variable se considera como “un pequeño ventarrón” para la tasa de cambio del país.

El actual director de la firma BTG Pactual, Armando Montenegro sugiere que la calificación ‘riesgo país’, que mide el nivel de confianza de un inversionista en una nación, “está altamente relacionado con el tipo de cambio”, pues si la calificación disminuye saldrán flujos de capital y se esperaría aún más devaluación.

Montenegro  afirma que los flujos netos de capital, compuestos por inversión y crédito externo, también implican variaciones en el tipo de cambio. Pues cuando los capitales extranjeros disminuyen, la tasa de cambio se modifica en la medida en que circulan menos dólares en la economía y se encarecen con respecto a la moneda local.

En ese orden de ideas, estas dos variables también serían responsables de los cambios que puede experimentar la tasa de cambio en los próximos meses, además del precio del petróleo, asegura Montenegro.

La suma de 3 factores (volatilidad de precios del crudo, el riesgo país y los flujos de capital)  generan que una aproximación de donde puede terminar el dólar a finales de este año sea compleja e impredecible.

A pesar de esto, Montenegro afirma que si la regla fiscal se ajusta como es previsto por el Gobierno, la tasa de cambio oscilará entre $2.750 y $2.900 para el 2015, sin contemplar la posibilidad de otro choque externo.

Es preciso señalar que la importancia del ajuste de la regla fiscal radica en que puede evitar la salida de capitales extranjeros que hasta el momento han financiado el déficit de cuenta corriente del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?