| 10/1/2013 7:00:00 AM

Ecos de la Alianza Pacífico llegan a EE.UU.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Alfredo Moreno, expuso ante la Cámara de Comercio de EE.UU. los retos y logros de la Alianza del Pacífico.

"Ha causado mucho interés, siendo por otro lado una cosa muy sencilla. (...) La mayoría de los intentos que se hace de este tipo no son tan rápidos o no son tan profundos. Ya tenemos un acuerdo completo en materia de bienes y servicios, ya hemos juntado las bolsas de comercio, ya hemos eliminado las visas", enumeró el ministro en declaraciones telefónicas a Efe.

Moreno se encuentra en Toronto (Canadá) y participó en la conferencia de la Cámara de Comercio estadounidense a través de videoconferencia.

La Alianza del Pacífico, compuesta por Colombia, Chile, México y Perú decidió en su séptima cumbre presidencial, celebrada en la ciudad colombiana de Cali el pasado mayo, liberalizar el 90 % de su comercio interno y acoger a Costa Rica como miembro pleno.

Moreno subrayó "el espíritu que hay detrás de la Alianza en materia de liberalizar el flujo de bienes, personas y capitales", así como el sentido de colaboración entre los cuatro Gobiernos: "juntos somos mucho más que separados", aseveró.


"Creemos en la libertad; la integración no es crear ambiciosos programas en los que los gobiernos determinan lo que hay que hacer, sino abrir los mercados para que las personas y las empresas de los cuatro países puedan encontrar el camino" para mejorar sus circunstancias", insistió.

"No creo que haya habido una iniciativa latinoamericana que haya creado tanta expectación como esta Alianza"
, recordó el ministro, quien apuntó que ya son más de veinte países los que quieren "formar parte" como observadores, entre ellos China y el propio Estados Unidos.

EFE/D.com



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?