| 4/12/2014 8:30:00 AM

Ojo con las monedas falsas

El Banco de la República advierte sobre la importancia de observar con cuidado los billetes y monedas que recibe, con el fin de diferenciar las especies auténticas de las falsas.

En relación con la incautación de monedas falsas de $1.000 pesos en una fábrica clandestina realizada por la Policía Nacional en la ciudad de Bogotá, el Banco de la República señala que dichas piezas corresponden a imitaciones que pueden ser detectadas con facilidad por la ciudadanía si se tienen en cuenta, entre otros, los siguientes aspectos:

1. La moneda falsa carece de la imagen latente ubicada en el centro del reverso de la moneda (sello) que, dependiendo del ángulo de observación, permite visualizar las letras BRC y la palabra MIL.

2. El color de la moneda falsa no corresponde ni en tonalidad ni en brillo al de la original. La auténtica es bimetálica, con dos aleaciones claramente diferenciadas: plateado uniforme en el centro y dorado en la corona.

3. El canal y el estriado del canto de la moneda falsa son discontinuos e irregulares.

4. La superficie de la moneda falsa es porosa y presenta imperfecciones.

5. La definición de los grabados de la moneda falsa es burda y los textos no son legibles.

6. La moneda falsa es más liviana que la auténtica.
 
La cantidad incautada constituye una suma insignificante frente a los 140.2 millones de monedas que el Banco de la República ha puesto en circulación.

El Banco recuerda a la ciudadanía la importancia de observar con cuidado los billetes y monedas que recibe, con el fin de diferenciar las especies auténticas de las falsas, aunque continuará trabajando conjuntamente con las autoridades en la prevención, persecución y represión del delito de falsificación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?