| 6/21/2010 6:25:00 PM

Monedas y bolsas de América Latina se aprecian por yuan

Las monedas de América Latina subieron con fuerza el lunes, después de conocerse la decisión de China de flexibilizar el control de su tipo de cambio, pero cedieron parte su avance debido a las dudas sobre la fuerza de la economía mundial.

Las bolsas regionales, en tanto, también registraron fuertes avances apoyadas en la decisión china y en las perspectivas de mayores compras de materias primas en los mercados de América Latina. El real brasileño inicialmente trepó a su mayor nivel en casi dos meses, mientras que el peso mexicano tocó un máximo de cinco semanas en el inicio de la sesión.

Pero las monedas frenaron su avance y el peso incluso cayó a territorio negativo.

La decisión de China de permitir la apreciación del yuan reduciría el costo de las importaciones en la tercera economía del mundo y permitiría que Pekín compre aún más materias de la región. La creciente demanda del consumidor en China ha ayudado a estimular su exportación de materias primas de América Latina, como el caso del hierro de Brasil y el cobre chileno.

"Para los chinos es más barato comprar todas estas materias primas y eso está ayudando a la región latinoamericana en general", dijo Gerardo Margolis, vicepresidente de mercados emergentes en TD Securities, en Toronto. Sin embargo, Margolis advirtió que el optimismo por China podría no tener un efecto a largo plazo en los mercados de monedas, dado que el cambio de política era esperado desde hace años.

El real se apreció un 0,11 por ciento a 1,77 unidades por dólar en el mercado local, tras tocar un máximo desde el 4 de mayo. "El real se fortaleció tanto que la tasa se volvió muy atractiva y los importadores volvieron al mercado", dijo Miriam Tavares, directora de operaciones cambiarias de AGK Corretora en Sao Paulo. El real ha trepado más de un 6 por ciento desde un mínimo del 20 de mayo, mientras que el peso mexicano ha subido más de un 5,0 por ciento.

Analistas señalaron que los fuertes incrementos alentaron a los inversionistas de corto plazo a asegurar ganancias, en medio de las dudas sobre cuál sería la apreciación base del yuan que podría respaldar la demanda por materias primas. "Ya hay una gran acumulación, China compró materias primas el año pasado debido a que eran baratas, y ahora no son tan baratas. Esto no desatará la demanda por materias primas", dijo Flavia Cattan-Naslausky, estratega cambiaria de RBS Securities en Stamford, Connecticut.

Por otra parte, Cattan-Naslausky señaló que estaban aumentando las dudas sobre el ritmo de la recuperación económica en Estados Unidos, y los inversionistas estarán esperando mayores señales de crecimiento antes de inyectar más fondos en América Latina.


La moneda mexicana trepó hasta los 12,4175 pesos por dólar, su mayor nivel desde el 14 de mayo, para cerrar con un retroceso del 0,07 por ciento a 12,555 unidades.

El peso chileno, por su parte, se apreció un 0,85 por ciento a 530,70 unidades por dólar.
El optimismo por China potenció inicialmente los rendimientos de las tasas de interés futuras de Brasil, en la medida en que los inversores apuestan a que el Banco Central del país estará bajo más presión para combatir la inflación a través de la elevación de la tasa de interés referencial.

Sin embargo, los rendimientos cayeron ligeramente al avanzar la sesión.

El mercado de Brasil mantuvo sin cambios sus previsiones para la inflación de este año, según el más reciente sondeo semanal Focus del Banco Central entre entidades financieras.

En tanto, el rendimiento del bono mexicano a 10 años en pesos subió dos puntos básicos a 7,02 por ciento.

Mientras, las acciones latinoamericanas subieron a máximos de siete semanas luego de que la decisión de China ofreciera a la región esperanzas de mayores exportaciones. El índice de acciones latinoamericanas MSCI subió un 1,1 por ciento para cerrar a su nivel más alto desde el 3 de mayo.

Un aumento en los precios globales de las materias primas impulsó al alza las acciones de compañías mineras en América Latina, ya que el potencial de un yuan más fuerte incrementó las probabilidades de que China pueda eventualmente aumentar sus compras a la región. El índice Bovespa de Brasil ganó un 0,61 por ciento a 64.829,03 puntos, mientras que el IPC de México subió un 0,21 por ciento a 32.882,00 puntos.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?