| 11/15/2010 9:35:00 AM

Monedas de América Latina se moverán al ritmo de China e Irlanda

Las monedas de América Latina se moverán esta semana al ritmo que impongan China e Irlanda, debido a rumores de endurecimiento monetario en el país asiático y los severos problemas de deuda en el europeo, que levantaron una ola de incertidumbre en las monedas emergentes.

La semana pasada, las divisas latinoamericanas entraron a una fase descendente, después de meses de luchar contra una fuerte apreciación, la que podría profundizarse en caso de que continúen las noticias adversas en Asia y Europa. Sin embargo, esta depreciación, según analistas, no tendría una larga vida.

Las especulaciones de que China eleve sus tipos de interés para contener la inflación, y los temores sobre la deuda soberana de Irlanda, llevaron al real de Brasil, la moneda referencial de la región, a sus más bajos niveles desde septiembre.

"El mercado está preocupado por la situación de Europa y la posibilidad de una ronda de alzas en las tasas de China y Asia en general", dijo el analista Pedro Tuesta con 4CAST Inc. en Nueva York.


El real terminó la semana pasada con una caída del 0,29% a 1,722 unidades por dólar.

La misma tendencia se presentó en el peso mexicano que el viernes se depreció un 0,59% a 12,3287 unidades, su menor valor en dos semanas.

"Si la situación de Irlanda se deteriora, las monedas latinoamericanas se deben depreciar con el peso mexicano moviéndose hacia 12,40 unidades y el real de Brasil a 1,75", explicó.

Las monedas de Chile y Colombia terminaron el viernes con retrocesos de un 0,25% a 481,20 unidades y un 0,78% a 1.868,5 por dólar, respectivamente.

Dos semanas de presión

La fuente de preocupación que significa una eventual alza de intereses en China podría también afectar la demanda de materias primas del gigante asiático, de la que las economías de América Latina son altamente dependientes, situación que empezó a aumentar la aversión a invertir en activos riesgosos.

Los precios del crudo, por ejemplo, cayeron más del 3% tras tocar un máximo en 25 meses, con un cierre del petróleo estadounidense la semana pasada en US$84,88 el barril.

Adicionalmente, los mercados de Colombia, Brasil y México tendrán una semana corta, dadas las celebraciones de festivos.

"Uno podría esperar que las monedas sigan dependiendo de lo que suceda en China, lo que empieza a generar expectativas de altos niveles de riesgo", dijo el director de investigaciones económicas de la correduría colombiana Interbolsa, José Fernando Restrepo.

"Las expectativas sobre China también marcan a futuro las relacionadas con las materias primas", agregó.
Otros analistas pusieron un plazo para la actual devaluación de las monedas, que podría ser de dos semanas, dado que el potencial de las economías de la región para seguir recibiendo grandes flujos de capital es alto.

"Mientras sigan los problemas afuera, con la perspectiva de que las cosas se pueden deteriorar, vamos a ver un par de semanas más bajo presión, con un sesgo bajista de las monedas y fortalecimiento del dólar", dijo Manuel García, jefe de estudios económicos de Skandia.

"Puntualmente, en América Latina hay dos cosas diferentes: unas monedas que van a seguir siendo fuertes, como el peso chileno por el potencial de recibir más dólares por el aumento en los precios del cobre a cerca de máximos, y el peso colombiano y el real brasileño probablemente no se van a seguir debilitando", puntualizó.

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?