| 12/12/2014 5:30:00 AM

Se moderó el gasto en Colombia durante 2014

Los hábitos de gasto en todos los estratos a nivel nacional empiezan a demostrar una tendencia de autocontrol y mejores prácticas de gasto y consumo.

Durante los últimos años, la Asociación Bancaria y de Instituciones Financieras (Asobancaria), ha trabajado de la mano del Gobierno, el Boletín del Consumidor y portales como Finanzas Personales de Publicaciones Semana, con el propósito de generar información que permita a los consumidores optimizar sus hábitos de gasto y consumo, para que no se vean afectados en sus cuentas personales.

La notoria recuperación de la economía colombiana, producto de la generación de más empleo formal según las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), ha conllevado a que la capacidad adquisitiva mejore.

Pese a que el mismo Banco de la República como máxima autoridad monetaria, en compañía de otros análisis realizados por centros de pensamiento económico como Anif y Fedesarrollo, han mencionado en distintas ocasiones que en el año 2014 la consolidación de la clase media ha sido notoria, el gasto ha mutado a un indicador estable y razonable que no afecta las finanzas de las personas.

Según la más reciente información suministrada por la Superintendencia Financiera, a octubre de 2014 el ahorro de los colombianos se ubicó en $298.75 billones, superior en $4.10 billones al registrado en septiembre de 2014, presentando un crecimiento real anual de 7.60%.

“En el mes, los productos de depósito con el mayor incremento en su saldo correspondieron a las cuentas de ahorro y a los certificados de depósito a término (CDT) tras presentar un crecimiento real anual de 5.68% y 9.33%, al ubicarse en $141.12 billones y $104.11 billones, respectivamente”, detalló.

Camilo Herrera, director de la firma Raddar encargada de identificar y analizar las tendencias de gasto y consumo de los colombianos, habló con Dinero y explicó que la aparición de la clase media en la sociedad colombiana, generó una mutación en los hábitos de gasto y consumo en el país.

“El 2014 fue el año de la transformación en el país. El primer trimestre del año fue dinámico en compras y el segundo se enfrío por un tema relacionado con la expectativa de la campaña electoral presidencial de ese entonces. Llegó el mundial generando un optimismo rebosante en las personas, pero contrario a lo usual, lo convirtió al ciudadano en un comprador moderado”, señaló.

Las proyecciones de la firma apuntan a que el gasto del año en curso, tendrá un comportamiento mejor que el 2013 por encima de 1.5% liderado por los productos de entretenimiento. Por el contrario, el panorama para 2015 es negativo pues todo indica que habrá una contracción en todas las categorías por tres razones. Crecimiento, creación de empleo en términos relativos y presión inflacionaria sobre algunos bienes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?