| 8/14/2015 5:00:00 AM

Desigualdad en Bogotá, factor clave para predecir el delito

La desigualdad muy marcada en la capital colombiana se ha vuelto un factor determinante en el estudio de nuevos modelos para predecir y desarrollar estrategias efectivas contra el crimen.

Investigadores de la Universidad de Rutgers, Nueva Jersey, desarrollaron una metodología llamada Risk Terrain Modeling, la cual permite analizar los elementos del entorno (presencia de bancos, escuelas, transporte público, supermercados, estaciones de policía, entre otros) e identificar mediante mapeos si existe relación entre determinadas infraestructuras y la ocurrencia de delitos específicos.

Este innovador método ya ha llegado a América Latina, específicamente a Bogotá.

Con apoyo del Banco Mundial se han realizado estudios preliminares en la capital colombiana para buscar una fórmula que permita a las autoridades crear espacios más seguros y prevenir crímenes. Como explica Alejandro Giménez-Santana, de la Universidad de Rutgers, el modelo solo presenta un diagnóstico identificando los síntomas y las autoridades deben encargarse de hallar la cura.
 

El factor desigualdad

Roxana Kreimer, filosofa y doctora en ciencias sociales de la Universidad de Buenos Aires, en su libro “desigualdad y violencia social: análisis y propuestas según la evidencia científica”, explica que la desigualdad y las desventajas comparativas resultan clave para entender la inequidad, un concepto que está más correlacionado con la inseguridad que el desempleo, la pobreza o el ingreso per cápita.

En otras palabras, un incremento del 10% en la desigualdad, estaría asociado a un aumento del 3% en la tasa de criminalidad, mientras que si el desempleo aumenta en la misma proporción la tasa de delincuencia solo crecería el 1,9%.

Al comprar países con índices de Gini (indicador que mide la desigualdad, a mayor Gini mayor desigualdad) de diferentes valores y sus tasas de homicidio por cada 100.000 habitantes los resultados son concisos: aquellas economías más desiguales tienen una mayor tendencia a ser más inseguras.



Fuente Banco Mundial, Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito; Cálculos Dinero

Después de todo el mismo Adam Smith, famoso economista clásico ya había observado que “la abundancia del rico excita la indignación del pobre imprudente, y la necesidad y la codicia le impelen a invadir las posesiones del otro”.

Bogotá, estratificación e inseguridad

No es nuevo saber que Bogotá, y en general en las ciudades latinoamericanas, existen condiciones de desigualdad muy grandes. El especialista en seguridad del Banco Mundial, Andrés Villaveces, explica que las ciudades de la región reflejan esta inequidad con la manera en la que están construidas mostrando signos de segregación y una estratificación muy marcada.

Y al hablar de estratificación, Colombia se presenta con la particularidad de que la clasificación del estatus socio-económico se hace con base en las características físicas del entorno y no, con base al ingreso de las personas. Paradójicamente, la desigualdad, uno de los grandes problemas de la ciudad se convierte en un gran aliado para combatir el crimen (problema a su vez generado es por la desigualdad).

Según Villaveces, dependiendo del tipo de crimen, hay correlaciones muy altas en la capital colombiana. Por ejemplo, hay una mayor probabilidad de que haya un robo a residencias en lugares más prósperos y mayor probabilidad de homicidio en zonas de bajo desarrollo.

Pero, ¿hay otros factores además de la pobreza que estén generando mayores tasas de homicidios?

Entre los hallazgos más importantes en la capital colombiana se resaltan:

Hay una mayor probabilidad de sufrir lesiones personales cerca a las clínicas. La hipótesis es que al haber droguerías cercanas, las personas suelen llevar dinero.

En las escuelas privadas hay mayor probabilidad de que ocurra un hurto. También, en los barrios más pobres si se está cerca de una estación de Transmilenio, hay cinco veces más probabilidades de que ocurra un homicidio.

En esto último, resalta Villaveces, “no implica que el sistema de transporte sea el problema, sino que en el entorno cercano a las estaciones. Está pasando algo que modula la incidencia de delitos”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?