| 5/12/2017 3:00:00 PM

Al Banrep ahora le preocupa más la desaceleración que la inflación

Las minutas de la reciente Junta Directiva del Banco de la República reveló que los integrantes de la misma están ahora más preocupados por la “creciente debilidad de la actividad económica” que por los nuevos riesgos al alza de la inflación.

Durante la reunión de abril de la Junta Directiva del Banco de la República los seis asistentes estuvieron de acuerdo sobre la presencia de excesos de capacidad instalada en la economía nacional, como consecuencia del “ajuste ordenado” de la misma ante los choques externos.

Además advirtieron que si bien tanto la inflación como sus expectativas disminuyeron en marzo, dicho movimiento se debe en buena medida a la caída en los precios de los alimentos pero los mecanismos de indexación y el aumento en la persistencia de la inflación “se reflejaron en el aumento de la variación de los precios de los bienes no transables”.

Los seis asistentes a la reunión también coincidieron en que la tasa de interés real sigue siendo contractiva e incluso la disminución en las expectativas de inflación la hace aún más contractiva.

Dichos factores se unieron a la reducción del pronóstico de crecimiento para este año del equipo técnico del Banco de la República desde 2% hasta 1,8% con un rango entre 0,8% y 2,6% mientras que el registro del primer trimestre estaría entre 0,8% y 1,8% con resultado más probable 1,3%.

Recomendado: El transporte y la salud jalonaron la inflación en el mes de abril

El Emisor también advirtió que aunque la demanda interna tendría un mejor desempeño que el registrado en el 2016, gracias al crecimiento de la inversión, el consumo de los hogares aumentaría a un ritmo ligeramente inferior al del año anterior y el del Gobierno se aceleraría levemente.

Sobre la inflación el equipo señaló que si bien esta disminuyó hasta 4,69% anual en marzo, la inflación básica se mantuvo sin mayores cambios y “la disminución en la inflación de transables sugiere que el efecto alcista de la reforma tributaria y de la ley de licores se habría dado, en su mayoría, en los primeros meses del año” al tiempo que “la aceleración en la inflación de no transables sugiere que la indexación de precios y salarios podría estar ganando importancia”.

Por otro lado el Emisor espera para este año un déficit de cuenta corriente cercano a 3,6% con unos términos de intercambio que durante el primer trimestre habrían sido superiores a los del año anterior, como consecuencia del incremento en el precio de los principales productos de exportación de Colombia.

Finalmente, cuatro asistentes a la reunión votaron por disminuir la tasa de intervención en 50 puntos básicos y ubicarla en 6,5%, argumentando que la reducción “es coherente con la nueva información respecto al menor crecimiento de la economía, la reducción en las expectativas de inflación y con la senda esperada de disminución de la inflación para llegar a la meta de 3% en el 2018”.

Los dos restantes votaron por disminuirla apenas 25 puntos básicos y advirtieron que “la persistencia de altos niveles de inflación y la elevada indexación que aún muestra la economía señalan que la senda de reducciones de las tasas de interés debe ser gradual, prudente y moderada, si se quieren cumplir con los objetivos del Banco de la República en el horizonte de política”.

Lea también: Banco de la República baja sus tasas a 6,5% y reduce el pronóstico del PIB

Además, opinaron que una disminución de 25 puntos básicos estaría en línea con el consenso del mercado y de este modo además se consolidaría “el buen funcionamiento de los canales de transmisión de la política monetaria”.

Al término de la reunión de abril, el gerente del Banco de la República había señalado que no descarta que la inflación termine el año cerca del 4%, pero la autoridad monetaria sabe que logrará dejar la inflación en 3% en el 2018.

Una semana después de la reunión de Junta Directiva se conoció el dato de inflación de abril, que reveló la desaceleración en senda de descenso de dicho indicador al ubicarse apenas en 4,66% y creó nuevamente la duda en el mercado que sabe bien que el Emisor se enfrenta desde el año pasado al dilema entre desaceleración económica e inflación.

Sin embargo, ha sido el mismo mercado el que ha señalado que no es una responsabilidad del Banco de la República promover el consumo de los hogares para mejorar el crecimiento económico mientras que sí lo es controlar la inflación y llevarla hasta la meta de largo plazo de 3%, por lo que la autoridad monetaria debe tomar las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de su meta mientras que el Gobierno debe encargarse del crecimiento económico.

Horas antes de que el Emisor revelara sus minutas, el Dane publicó que luego de la disminución pronunciada en el mes de febrero, la producción industrial creció casi un 5% en el mes de marzo de 2017 con relación al mismo mes del año 2016.

El comercio minorista también le dio un respiro a las autoridades económicas al crecer 2%, mientras que el personal empleado, igual que en la industria, aumentó por encima del 3%, en comparación con el mismo mes de 2016.

Con los tres resultados posteriores a la Junta Directiva del Banco de la República, podría acercarse una nueva disminución de tasas de 50 puntos básicos en mayo, tal como pidió el presidente de la República quien espera que las tasas de interés lleguen a 5,5% en junio.

Puede interesarle: El comercio y la industria presentaron síntomas de recuperación en marzo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.