| 3/8/2017 7:50:00 AM

MinHacienda obtuvo nuevos créditos del Banco Mundial y el BID

Los dos créditos suman US$358 millones que el Gobierno destinará para proyectos de agua potable, energía y saneamiento básico en la región Pacífico.

El Ministerio de Hacienda firmó dos créditos con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial por un total de US$358 millones que se invertirán en el Pacífico colombiano.

Para el mejoramiento de calidad y cobertura, así como la continuidad en los servicios de saneamiento básico, aseo y acueducto se destinarán US$251 millones que se distribuirán en US$50 millones para Quibdó, US$80 millones para Buenaventura, US$24 millones para Guapi y US$97 millones para Tumaco.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó que  “en materia de cobertura de acueducto, con estas inversiones lograremos que Buenaventura pase de un 76 % a un 85 %; en Tumaco, de un 45 % a un 95 %; en Guapi, de un 17 % a un 95 % y para el caso de Quibdó, de un 26 % a un 97%”.

En proyectos de energía, el Plan Pazcífico reducirá la dependencia de los combustibles fósiles en 50 municipios de la región y beneficiará a cerca de 16.000 usuarios en centros de salud, sector residencial y escuelas de Cauca, Valle del Cauca, Nariño y Chocó.

Cárdenas agregó que “estos recursos también se destinarán a fortalecer la capacidad institucional de los prestadores de servicios públicos en esta región”.

El ministro también anunció que trabaja en la aprobación de un crédito por US$42 millones que se destinarían a la misma región y con el cual se completaría el plan de financiamiento externo para el Pacífico.

Puede interesarle: Empresarios del Pacífico reviven fundación para el progreso de la región

“Estas obras que se realizarán con los recursos de los créditos, se ejecutarán entre 2017 y 2021, y se suman a las inversiones que ya el Gobierno Nacional ha entregado a esta región en esta administración”, puntualizó Cárdenas.

Los avances del Plan Pazcífico

El Plan Pazcífico se anunció en el 2015 e inició en abril del año siguiente con una inversión de US$400 millones provenientes también del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo y que se destinaron para proyectos de desarrollo en 50 municipios del litoral Pacífico.

El entonces gerente del Plan, Luis Gilberto Murillo, explicó en ese momento que el Gobierno decidió “intervenir en esta zona para cerrar las brechas sociales con el resto del país, así como para ayudar a elevar su competitividad y a erradicar la ilegalidad” y agregó que además de la pobreza esta ha sido una de las zonas más afectadas por el conflicto, lo que hace más urgente la presencia estatal.

Unos meses después, en octubre, el director ejecutivo del Banco Mundial aprobó un crédito por US$126,7 millones para el Fondo para el Desarrollo del Plan Todos Somos Pazcífico, fortalecimiento institucional y eficiencia operativa de los proveedores de servicios en las zonas urbanas de esta región, específicamente en los municipios de Tumaco y Guapi y fortalecer la capacidad y eficiencia de los operadores de servicios básicos para que puedan llegar a estas zonas vulnerables del país.

En esa ocasión el director del Banco Mundial para Colombia y México, Gerardo Corrochano, señaló que “proximadamente el 95 por ciento de la población que se beneficiará con este proyecto está en condición de pobreza. El préstamo contribuirá a que miles de personas tengan una mejor calidad de vida, gracias a un mejor acceso a agua potable y saneamiento, lo que tendrá un impacto positivo en la salud pública, en la sostenibilidad del medio ambiente y en las posibilidades de generación de ingresos”.

Lea también: Un préstamo de más de US$120 millones, da luz de esperanza al Pacífico colombiano

Una de las apuestas en términos de competitividad para la región va a estar en el turismo, el cual se prevé crecerá 30% en el postconflicto. La idea es apostarle al turismo de naturaleza. Así mismo, ya está en firme la construcción de una hidroeléctrica en Chocó, que va a producir unos 170 megas y que tiene inversión extranjera.

En Buenaventura el potencial está en pesca y madera, mientras que en Tumaco la economía se puede impulsar con palma y cacao.

Una de las herramientas con las que se busca impulsar la economía de la región es mediante contratos en los que las comunidades indígenas y afrodescendientes no solo aporten la tierra de la que son propietarias en forma colectiva, sino que entren como socias de los proyectos del sector privado. En esta zona hay 117 consejos comunitarios y 260 resguardos indígenas, es más, 88% de los municipios tienen territorios colectivos.

Recomendado: Urabá: La lucha por llegar a se un nuevo polo de desarrollo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.