| 3/7/2014 6:30:00 AM

¿El agro está sin ministro?

Varios sectores arremeten contra del ministro Lizarralde al señalar que al funcionario poco le interesa la protección y la seguridad alimentaria.

La llegada de Rubén Darío Lizarralde al Gobierno como ministro de Agricultura se ha convertido en un dolor de cabeza para diferentes sectores e incluso para la propia administración.

Su nombramiento se dio en medio del escándalo por las presuntas irregularidades en la adjudicación de predios baldíos lo que generó suspicacias por el hecho de haber pertenecido a Indupalma, una de las empresas gestoras de proyectos agroindustriales.

Los mayores cuestionamientos se dieron por parte del senador Jorge Enrique Robledo, quien en varias ocasiones sostuvo enfrentamientos con el funcionario por este tema, hasta el punto de exigir su renuncia.

Pero el compromiso del Gobierno en la presentación de un proyecto ante el Congreso para corregir los vacíos jurídicos de la ley de baldíos calmó un debate que quedó en el congelador.

Sin embargo se venían más problemas esta vez por cuenta de varios sectores entre ellos los caficultores que amenazaban con un nuevo paro nacional.

El primer cese de actividades en marzo fue resuelto por el entonces ministro Juan Camilo Restrepo, pero que al pasar de los meses las inconformidades estallaron por el incumplimiento del Gobierno a los acuerdos.

La situación generó que a los productores cafeteros se les unieran varias organizaciones campesinos que entraron en un paro agrario a mediados de 2013.

El país se paralizó y varias regiones se vieron afectadas en materia de abastecimiento de alimentos y pérdidas económicas incontables.

La “papa caliente”, ahora sería para el ministro Lizarralde que tuvo la obligación de adelantar las negociaciones del ya creado Pacto Agrario el cual tuvo como fin buscar soluciones de pesos y políticas claras en beneficio del agro colombiano.

Se lograron convenios con la mayoría de sectores pero a la fecha aún existe una sensación de inconformismo por la falta de compromiso del ministro.

Para varios productores el tema es grave pero otros así como lo dijimos en Revista Dinero, el ministro se convierte en un llanero solitario.

Esta vez son los productores nacionales de maíz, frijol, soya, cebada y trigo los inconformes con el Minagricultura del actual gobierno

Todos estos sectores aglutinados en Fenalce, consideran que el Gobierno Nacional los ha dejado a la deriva y el actual ministro de Agricultura, Rubén Darío Rizarralde no le interesa en lo más mínimo la seguridad alimentaria de los colombianos.

“Los cultivadores de ciclo corto, productores de la comida para la dieta diaria del pueblo colombiano, esto es maíz, frijol, arroz, papa, trigo, soya, cebada y avena venimos soportando el peor escenario de precios bajos del último cuatrienio a nivel nacional e internacional y nos hemos cansado de solicitar reiteradamente del Gobierno la aplicación de medidas contracíclicas compensatorias para paliar esa coyuntura de los TLC en la actual cosecha“, expresan.

Además indican que “sólo recibimos del actual ministro de Agricultura promesas de campaña, manifestando su intención de presentar un proyecto de ley en la próxima legislatura para cubrir de esos riesgos a  la agricultura familiar. Cuando ya todos estemos fuera del mercado“.

“Que el sector agrícola esté paralizado… eso no preocupa al actual ministro de Agricultura porque la industria para la que ha trabajado y el modelo de su invención son los únicos competitivos y sólo esos ya competitivos obtendrán apoyos estatales. Como quien dice, el crédito para quienes no lo necesiten. De ahí que no le interesen otros sectores productivos, prácticamente  menosprecia al sector primario, solo considera los cultivos industriales“, asevera.

Para Fenalce la situación es que el funcionario va por las regiones pregonando que si su actividad agrícola no le está siendo rentable, así sea por una coyuntura de precio internacional, la única salida es cambiar de cultivo, que se pase a sembrar lo que él conoce y lo ha hecho exitoso.

La agremiación firma que para ello, se ha rodeado de tecnócratas que no conocen de lo público y menos de agricultura.

“Ese ya no es el Ministerio de los Agricultores. Por eso, iniciativas como el Comité 20/20 de ese Ministerio y la Andi sin la participación del sector productivo no dejan de ser cortinas de humo“, explican.

Los productores de maíz, fríjol, soya, cebada y trigo “hacemos un llamado a todos productores de cultivos de ciclo corto, a participar solidariamente con arroceros, algodonero y paperos en la marcha campesina del próximo 17 de marzo y hacer sentir nuestro inconformismo con el voto en blanco en las próximas elecciones“.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?