| 7/11/2011 7:37:00 PM

Mensaje del secretario general de la Unctad

El desarrollo económico de América Latina y el Caribe no solo depende de integración, sino de la calidad y la naturaleza de la integración. Debe considerar el rol importante de la inversión extranjera. Reportaje especial de María Alejandra González-Pérez, y Natalia Escobar-Pemberthy del departamento de Negocios Internacionales de la Universidad Eafit.

Supachai Panitchpakdi, que desde el 1 de septiembre del 2009 es el secretario general de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), presentó el día de hoy a través de una video conferencia privada su visión sobre la agenda económica mundial, al grupo de 25 delegados de 16 países América Latina y el Caribe que están reunidos en la universidad Eafit, para desarrollar capacidades de formulación de políticas públicas, analizar y discutir las tendencias de desarrollo económico para la región, en el 22o Curso Regional Unctad sobre temas claves de la agenda económica internacional.

Para la Unctad, los procesos de integración económica no son lineales. Tenemos el ejemplo europeo, que aún después de 50 años de cooperación, se observan claramente asimetrías entre los países miembros, imperfecciones en el comercio intra-regional y existen obstáculos significativos en los mercados comunes, existiendo aún nuevos espacios para la cooperación y el trabajo conjunto.

Para el Supachai Panitchpakdi “Latinoamérica y el Caribe desde los años 60 ha buscado la integración económica como una estrategia clave de desarrollo. Ejemplos tempranos de esto son el Mercado Común Centro Americano, Caricom, Aladi, y el Grupo Andino; y más recientes como Mercosur y Unasur. A través de estas asociaciones se ha tenido el objetivo de aumentar el tamaño de los mercados simultáneamente fomentando la industrialización y el cambio estructural”.

En el caso Latinoamericano hay varios ejemplos para resaltar en temas de desarrollo. La firma brasilera Embraer es un modelo de cómo una empresa de la región ha sido exitosa incluso en mercados exportadores en la industria aeronáutica. Casos chilenos y mexicanos han demostrado cómo los cambios en el ambiente internacional pueden favorecerse por la penetración de multinacionales de dentro y de fuera de la región en cadenas de valor globales. Sin embargo, para el el funcionario, lograr el desarrollo económico de la región no solamente depende de integración, “depende de la calidad y la naturaleza de la integración, la cual debe considerar el rol importante de la inversión extranjera”.

Según el secretario general de la Unctad, “muchos países de la región requerirán de desarrollos científicos, tecnológicos y de innovación para lograr un crecimiento económico sostenible e incluyente. Para los países del Caribe, la necesidad de adaptarse al cambio climático supone adoptar nuevas tecnologías para satisfacer los retos de diversificación de producción, incrementar la productividad y el establecimiento de industrias domesticas suficientemente competitivas”. Muchos países de América Latina han contado con limitaciones en cuanto a infraestructura y facilidades para el comercio, aspectos que son barreras para ser competitivos internacionalmente.

Supachai Panitchpakdi es PhD en Planeación Económica y Desarrollo en Erasmus University, bajo la supervisión del premio Nobel de economía Jan Tinbergen. Comenzó su carrera profesional en el Banco de Tailandia en 1974, y en el mismo país ocupó cargos como ministro encargado de Finanzas, primer ministro encargado, representó a Tailandia en la firma del Acuerdo de Uruguay y participó activamente en la formulación de acuerdos regionales para Asia como Apec, Asean y Asem. Antes de su posición como secretario general de la Unctad fue director general de la OMC en el periodo 2002-2005.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?