| 8/16/2016 4:52:00 PM

Menos del 20% del presupuesto se puede modificar: Congresistas

Con las leyes actuales es poco lo que se puede trasladar de un sector a otro y el agro, a pesar de los acuerdos de paz, está pagando los platos rotos.

Menos del 20% del presupuesto del gobierno para el año entrante se puede modificar debido a la enorme cantidad de gastos que están ‘amarrados’ por leyes vigentes o sentencias de la Corte Constitucional.  

El proyecto de presupuesto propone gastos por $224 billones que incluyen un fuerte recorte a la inversión pública, especialmente en agricultura. El agro pasaría de invertir $1,9 billones a solo $1,1 billones para una caída del 41%, la más alta después de la que sufre el Congreso.  

“Se han generado gastos en el presupuesto de la nación que son permanentes, que se aprobaron temporalmente y se volvieron recurrentes. El 80% de lo que viene en el presupuesto es recurrente, es inflexible, queda solo un 20% para poder hacer énfasis en la inversión lo que lleva a hacer la reflexión de cuáles son esos gastos y cómo los podemos recortar”, dijo la representante a la cámara Olga Lucía Velásquez a Dinero.

Una fuente del gobierno confirmó la cifra y precisó que las principales causas de la ‘rigidez’ del presupuesto son: las transferencias a municipios y departamentos, el pago de pensiones públicas, el servicio de la deuda, los salarios de los empleados públicos, los giros a universidades y las vigencias futuras. Todos ellos están protegidos por la ley o por sentencias de la Corte Constitucional. En total las vigencias futuras para los próximos años suman el 9,1% del PIB incluyendo el Metro de Bogotá.

Un cálculo informal sugiere que los gastos “de libre destino” en realidad llegarían apenas a los $13 billones.

El gobierno es consciente del tamaño del problema que causa tener tantos gastos “sobre piedra” y ya alertó a los Congresistas que necesitará meterle mano a algunos de ellos.

Hay algunas modificaciones legales que nos permitirían flexibilizar el presupuesto para resolver los problemas más apremiantes como el del sector agropecuario. Pueden tener la tranquilidad de que el interés del gobierno es que en esta discusión con ustedes poder aumentar la apropiación en sectores pero para eso requerimos algunos cambios de ley: por ejemplo, en vigencias futuras”, dijo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas a congresistas.  

Acuerdos de paz y tributaria ¿Ausentes del proyecto?

Varios congresistas criticaron el hecho de que no se incluyeran recursos para respaldar los posibles acuerdos de paz entre el gobierno y la guerrilla de las Farc, especialmente porque el presupuesto del agro cayó y la reforma rural integral es uno de los principales acuerdos de la mesa de negociaciones.

Si queremos tener éxito en la implementación (de los acuerdos de paz) y no asignamos los recursos a una tarea tan trascendental pues a mí me preocupa mucho”, dijo la representante por Bogotá Clara Rojas. Rojas agregó que el gobierno debería adelantar la presentación de la reforma tributaria.

“Es un presupuesto muy estrecho, tiene muy poca plata para las prioridades de este periodo. Hay agencias que van a ser muy importes en el posconflicto y tienen prácticamente cero como presupuesto de inversión. Es un presupuesto que además no incluye lo que va a pasar con la tributaria, dijo por su parte el senador Antonio Navarro.

Navarro recordó que en octubre, cuando ya el presupuesto esté aprobado, comenzará la discusión de una reforma tributaria que aumentará los ingresos del gobierno. En ese contexto el gobierno pondría mayores recursos para hacer una adición presupuestal lo que hace casi inútil la discusión presupuestal en este momento.

De acuerdo con el proyecto de ley el presupuesto de 2017 no contempla ningún ingreso derivado de la reforma tributaria. De hecho el gobierno está proyectando que el recaudo tributario será muy similar entre este año y el próximo. Sin embargo, para cumplir con la regla fiscal se necesita un recorte cercano al 0.8% del PIB, poco más de $5 billones.   

“La verdad le están dejando a la siguiente administración un ajuste de dos puntos del PIB y eso es irresponsable”, dijo el senador opositor Iván Duque.  “Este gobierno debería entrar a reconocer que se gastó la plata de la bonanza minero energética. Como no lo hizo ahora quiere mantenerla a punta de deuda mientras entra la reforma tributaria, pero le va a dejar a toda la próxima administración una responsabilidad muy dolorosa”, concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?