| 11/17/2015 12:00:00 PM

La realidad de fin de año que casi nadie vio venir hace dos meses

En tan solo dos meses el panorama de inflación y tasas de interés cambió radicalmente. Si hubo empresas que hicieron presupuestos en agosto o septiembre, varios de los supuestos y pronósticos ya no le sirven y deberían replantear el presupuesto. ¿Cuánto nos demoraremos en asimilar su efecto en crecimiento, empleo, comercio y construcción?

Cuando se hizo la encuesta de expectativas en agosto de este año, 45% de los analistas esperaban que la inflación terminaría 2015 entre 4% y 4,4% incumpliendo la meta y otro 45% creía que si se cumpliría y la inflación cerraría por debajo de 4%. Tres meses después ninguno de los analistas cree que se cumplirá la meta pero más importante es que el 63% de los encuestados cree que la inflación se ubicará al final de 2015 por encima de 6,2%.

Pero si bien el choque en las expectativas de muy corto plazo ha sido significativo por la magnitud, también es importante resaltar que ha contagiado las expectativas de 2016 en forma significativa. Apenas 7% de los encuestados creía en agosto que en 2016 no se cumpliría la meta y hoy esa cifra se ubica en 58%. Otra forma de evidenciar ese contagio es que, incluso sin alimentos, la inflación al final del 2016 incumpliría la meta para el 36% de los encuestados.

Una de las principales consecuencias de una mayor inflación serían las mayores tasas de interés. Antes de las sorpresivas inflaciones reportadas en septiembre y octubre, el 82% de los encuestados creía que para finales de 2015 las tasas terminarían en 4,5% y para ninguno de los entrevistados las tasas terminarían por encima de 5%.

A dos meses de terminar el año las tasas de interés de intervención ya están en 5,25% mientras un 42% espera que el 2015 termine con tasas de 5,75% y 20% en 6%. Para dentro de un año no hay el más mínimo consenso del nivel de tasas de interés que sugiere un nivel de 5,25% con el 22% de los encuestados esperando ese nivel en octubre de 2016.

Hasta hace dos meses el principal tema económico del año era el dólar, pero de lejos la inflación y las tasas de interés serán la gran noticia de 2015 y posiblemente de 2016, pues en una economía desacelerándose tenderá a impactar el empleo, el comercio, la construcción y al final de cuentas el crecimiento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?