| 4/30/2012 11:02:00 AM

Más de 2,3 millones de colombianos siguen desempleados

La tasa de desocupación en marzo fue de 10,4%, según informó el Dane este lunes. El dato del año pasado había sido de 10,9%. El número de personas buscando empleo llegó al nivel más alto de los últimos 11 años.

Jorge Bustamante, director del Dane, informó que en el trimestre enero – marzo de 2012 la tasa de desempleo se ubicó en 11,6%; para ese periodo de referencia, el número de desocupados disminuyó en 83.000 personas.

En marzo, entretanto, la tasa de desempleo a nivel nacional fue 10,4%, frente a 10,9% en marzo de 2011; durante el mes el número de desocupados disminuyó 19.000 personas, situándose en 2,3 millones de personas. Hay 20,4 personas con empleo.

La tasa de desocupación de este mes es la más baja en los últimos once años. En marzo la tasa de participación, es decir el número de personas buscando empleo aumentó más de dos puntos y llegó al nivel más alto desde 2001, para un mes de marzo.

A su turno el presidente de la República, aseguró desde su cuenta en Twitter: “Seguimos bien en empleo. 909.000 empleos creados en último año (subió 4.6%). Desempleo bajó en marzo pese a altísima tasa de participación”.

Quibdo, Popayán y Cúcuta siguen siendo las ciudades con mayor desempleo en el país y tienen tasas entre el 21% y 17%.

Mientras que Barranquilla es la única ciudad del país que se mantiene con tasas de desempleo a un dígito.
Cartagena y Bogotá se mantienen en niveles bajos entre 10,7% y 10,4%.

Los sectores que mayor empleo están generando son construcción, comercio, restaurantes, hoteles e industria manufacturera, un factor que se ha mantenido estable en el primer trimestre del año.

Mientras que la agricultura, transporte, almacenamiento, comunicaciones y actividades inmobiliarias son las que menos crecimiento reportan.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?