| 4/26/2012 6:00:00 AM

Los vallenatos preferidos por los empresarios

Hay quienes dicen que el vallenato es como el jean: sale con todo. Aunque algunos no están de acuerdo con esta frase, lo cierto es que hoy empieza una de las fiestas más rentables de Colombia: el 45 Festival de la Leyenda Vallenata. Dinero.com les preguntó a empresarios cuál era su canción preferida de este género musical.

El gusto por el vallenato es de gran alcance en Colombia y es por esto que el Festival de la Leyenda Vallenata en Valledupar se ha convertido en una de las fiestas más concurridas en el país.

Un ranking realizado en febrero de este año por Dinero.com, con cifras de Cotelco, muestra que la ocupación hotelera del evento llega al 90%, cifra que refleja el movimiento económico que implica la fiesta emblemática del género musical.

De hecho, la directora de la Fundación Universitaria del Área Andina, Gelka Gutiérrez Barranco, señaló que un estudio entre diferentes gremios socioeconómicos de Valledupar estimó que el Festival de la Leyenda Vallenata mueve alrededor de $12.642 millones.

Según el informe publicado por Vanguardia, la cifra involucra el impacto financiero proveniente de sectores formales e informales.

Además, para este año la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata registra el número más alto de inscritos en toda su historia para los concursos del evento, quienes llegan de todas partes del país y del extranjero.

Dado el movimiento que tiene el evento en el país, Dinero.com les consultó a los empresarios cuáles eran sus vallenatos preferidos.

Aunque ejecutivos como el presidente de Derivex y de Ospinas aseguraron que no eran fanáticos del vallenato, reconocieron que les gustaba una canción en especial de este género musical.

Así mismo, presidentes de diferentes compañías mostraron su gusto por el vallenato. 

Estas son las respuestas:

-Carlos Raúl Yepes, presidente del Grupo Bancolombia:

“Me gusta, me gusta”, interpretada por Silvestre Dangond.

-Santiago Perdomo, presidente de Colpatria:

“La creciente del Cesar”, del autor Rafael Escalona; “Así fue mi querer”, del autor Gustavo Gutiérrez; “Noche sin luceros”, del autor Rosendo Romero, “Compa Chipuco”, del autor José María Gómez Daza, Chema Gómez; “Jaime Molina” del autor Rafael Escalona y “Almirante Padilla” del autor Rafael Escalona. Muchas de éstas han sido interpretadas por Carlos Vives.

-Juan Guillermo Londoño, presidente de Celsia (antes Colinversiones):

“Qué bonita es esta vida”, interpretada por Jorge Celedón.

-Andres Bernal Correa, vicepresidente Financiero y Desarrollo Estratégico de Sura:

“Nunca comprendí tu amor” del autor Alfonso "Chiche" Maestre, “Obsesión” del autor Sergio Amaris y “El amor más grande del planeta”. Algunas interpretadas por Jorge Oñate y Felipe Peláez.

-Óscar Cabrera, presidente de Bbva Colombia:

“Mi Muchacho”, del autor e interprete Diomedes Díaz.

-Orlando Cabrales, presidente la Refinería de Cartagena:

“Alicia adorada”, del autor Juancho Polo Valencia y “La gota fría”, del autor Emiliano Zuleta. Han sido interpretadas por Carlos Vives.

-Alejandro Lucio Chaustre, gerente de Derivex:

“Obsesión”, del autor Sergio Amaris.

-Amaury de la Espriella, presidente de Terpel:

“Amarte más no pude”, del autor Marciano Martínez. Interpretada por Diomedes Díaz.

-Oswald Loewy, presidente de Sempertex:

“Que bonita es esta vida”, interpretada por Jorge Celedón.

-Juan Luis Aristizábal, presidente de Conconcreto:

“El amor más grande del planeta”, interpretada por Felipe Peláez.

-Alfonso Ocampo Gaviria, presidente de Riopaila:

“Jaime Molina” y “La casa en el aire”, del autor Rafael Escalona. Han sido interpretadas por Carlos Vives.

-Andrés Arango, presidente de Ospinas:

“La creciente”, ha sido interpretada por Rafael Orozco.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?