| 12/29/2016 2:41:00 PM

Indexación de precios y salarios, entre los riesgos para la inflación en 2017 según el Emisor

El Banco de la República cerró el año con un sorpresivo descenso de su tasa de interés

Algunos codirectores del Banco de la República añadieron que una posible devaluación del peso como consecuencia de los cambios en política económica en Europa y Estados Unidos también podrían comprometer la macroeconomía colombiana.

Durante la última reunión de la Junta Directiva del Banco de la República de este año algunos de sus codirectores advirtieron que entre los riesgos que tiene la inflación para 2017 están la indexación de precios y salarios, así como la posible devaluación del peso como consecuencia de los cambios en política económica de Estados Unidos y Europa.

Los tres codirectores del Emisor que votaron por mantener estable la tasa de interés en 7,75% por un mes más también advirtieron que, aunque la economía se ha desacelerado y ajustado, el déficit de cuenta corriente aún es alto y “aun no existen indicios suficientemente fuertes de que la velocidad de convergencia sea la adecuada”.

Por otro lado, los cuatro codirectores que votaron por disminuir en 25 puntos básicos la tasa de intervención, para ubicarla en 7,5%, señalaron que dicho indicador se encuentra en un nivel superior al de sus promedios históricos y los cálculos de tasa neutral.

A esto, según los cuatro codirectores, deben añadirse la reciente desaceleración de la demanda agregada y las mejores proyecciones de inflación, así como la buena respuesta de los mercados financieros al aumento de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, días antes de la reunión de política monetaria del Banco Central colombiano.

Lea también: Banrep reduce sus tasas en la última Junta de J. Uribe

Quienes votaron por una disminución de tasas resaltaron “la importancia de llevar a cabo una política monetaria que actúe con la anticipación debida, dados los rezagos entre las acciones de política y sus efectos sobre la demanda interna y la inflación”.

Pese a la notable división entre la Junta Directiva del Emisor, sus siete participantes estuvieron de acuerdo en señalar que el proceso de convergencia de la inflación al rango meta de largo plazo “se ha fortalecido en los últimos meses”.

Adicionalmente, el disminuido crecimiento de la demanda interna y el PIB “amplía los excesos de capacidad instalada, lo que inducirá disminuciones adicionales de la inflación en el horizonte de política”.

“La debilidad en la demanda interna tiene además el efecto de moderar el déficit de cuenta corriente de la balanza de pagos y por esta vía reducir la vulnerabilidad de la economía”, puntualizó la Junta del Banco de la República.

Lea también: Déficit en cuenta corriente disminuyó a 4,7% del PIB

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.