| 5/25/2016 12:15:00 AM

Los empleos que pretenden favorecer la inclusión social y la huella ambiental

Para lograr una transición exitosa hacia el crecimiento sostenible, la creación de ‘empleos verdes’ es un ítem fundamental. Este tipo de empleo contribuye a la inclusión social, condiciones óptimas de trabajo y a reducir la huella ambiental.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), la transición de las economías hacia un crecimiento ‘verde’ puede generar nuevas fuentes de crecimiento por medio de oportunidades para la innovación, una mayor oportunidad y creación de nuevos mercados que generan a su vez mayores oportunidades de empleo. Así lo afirma Fedesarrollo en su más reciente informe sobre el mercado laboral.

La entidad resalta que un elemento clave para lograr una transición exitosa es el cambio hacia los ‘empleos verdes’. Estos pueden contribuir a la senda de desarrollo sostenible por medio de dos vías:

  • Desempeñan un papel fundamental en la inclusión social, ya que proporcionan una remuneración y protección social adecuadas, respeto por los derechos de los trabajadores y condiciones de trabajo convenientes.
  • Reducen la huella ambiental de la actividad económica por medio de una mayor eficiencia en la utilización de materias primas y un manejo adecuado de los recursos.

“Los empleos verdes se han convertido en una especie de emblema de una economía y sociedad más sostenible, capaz de conservar el medio ambiente para las generaciones presentes y futuras”, plantea el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Como plantea Fedesarrollo en su informe, análisis realizados por PNUMA y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en los últimos años ya han sido creados millones de empleos verdes en sectores como la construcción, la agricultura y el automotriz.

Según la OIT, la transición de las economías hacia un crecimiento verde permitiría tener un importante aumento neto del empleo. Esto se vería reflejado en la creación de entre 15 y 60 millones de empleos, con un potencial mayor en las economías emergentes.

“La evidencia indica que los nuevos puestos de trabajo podrían ser más calificados, seguros y mejor remunerados en relación con empleos comparables en sectores similares”, explica Fedesarrollo.

Un sector que ha tenido potencial en cuanto a creación de empleos verdes, es el de la energía renovable. Según la Agencia Internacional de Energías Renovables, a 2014 se habían creado a nivel mundial alrededor de 7,7 millones de empleos.

Además, estimaciones recientes indican que para el 2030 podrían crearse al menos 20 millones de empleos relacionados con la generación y distribución de energía renovable.

Empleo en el sector de la energía renovable en el mundo

Fuente: Agencia Internacional de Energías Renovables

Es importante indicar que el sector de la energía renovable no es el único que tiene el potencial de generar empleos verdes. La OIT y el PNUMA dan razón de que en otros sectores económicos es necesaria una transición hacia unas mejores prácticas ambientales, entre las cuales se encuentran: la agricultura, industria, construcción, transporte y silvicultura. Estos representan alrededor del 50% de los empleados en el mundo.

Por otro lado, la gestión y reciclaje de residuos sólidos es una actividad esencial en el camino para lograr un desarrollo sostenible que brinde oportunidades de trabajo decente, afirma Fedesarrollo en su informe. Es por esto que esta actividad, además de contribuir con la reducción de desperdicios y con la reutilización de materiales, se convierte en una oportunidad para ampliar la inclusión social, la reducción de la pobreza y la creación de empleo.

Las dificultades y el caso colombiano

Fedesarrollo afirma que la transición hacia un crecimiento verde no ocurre de forma automática y conlleva costos inevitables. Además, si bien algunos sectores productivos se transformarán, otros desaparecerán  y varios empleos tradicionales se verán afectados.

En el caso colombiano, se presentan importantes desafíos en la transición hacia un crecimiento verde. La Ocde plantea que el país carece de un marco de políticas coherente en esta materia y que existe poca coordinación entre los objetivos ambientales y los planes de desarrollo sectoriales.

Finalmente, “el país necesita incrementar la inversión para la prevención de la contaminación y la inclusión de consideraciones ambientales en los distintos ámbitos de la economía. A la vez, se sugiere la necesidad de fortalecer los impuestos verdes que desincentiven las actividades que imponen altos costos sobre el medio ambiente”, cita el informe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?