| 3/12/2017 12:01:00 AM

Estos son los bancos con más quejas

Durante el 2016 se presentaron 1.346.588 quejas, peticiones y recursos contra alguna de las entidades que componen el sector financiero nacional. En el caso de los bancos, el motivo más común por el que se quejan los consumidores colombianos es la mala atención.

La Superintendencia Financiera recibió durante el 2016 un total de 1.346.588 quejas, peticiones y recursos contra alguna de las entidades que componen el sector financiero nacional. En el caso de los bancos los motivos por los que más se quejan los consumidores colombianos son la mala atención, modificación o incumplimiento de contratos, información errada o insuficiente y reportes ante las centrales de riesgo, entre otras.

A esto debe sumarse que el índice de fidelidad de los consumidores con sus bancos es de apenas 7% por razones como la falta de beneficios por antiguedad. De acuerdo con la firma Consumer Index Value, la fidelidad de los colombianos hacia los bancos en el 2016 fue de apenas 69 puntos y cayó siete con respecto al año anterior, mientras que el índice Acsi de satisfacción con el sistema en general obtuvo una puntuación de 76,2.

Según la firma, en Colombia el sistema financiero goza de una reputación de buena solidez, que se ha demostrado en los últimos años cuando ante problemas en otros métodos de financiación, como el caso Interbolsa y la caída de las libranzas, los consumidores prefieren llevar sus recursos al sistema financiero, donde tienen más garantías sobre el mismo y cuentan además con el seguro de depósito de Fogafín.

Sin embargo, otra es la historia cuando se miden la satisfacción y la relación entre las entidades bancarias y sus consumidores.

Estos son los diez bancos con más quejas reportadas ante la Superfinanciera:

Recomendado: Los bancos más queridos por los colombianos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.