| 12/1/2011 10:25:00 AM

Lo que le pasa a la locomotora mundial

Aunque el gigante asiático sigue creciendo al 9%, comienza a verse afectado por la crisis europea y abre la posibilidad real de una recesión mundial. La producción manufacturera, donde se fabrican la mayoría de productos que se consumen en el mundo, ha descendido a su nivel más bajo en tres años.

El Índice Gerente de Compras de China, una medida de los bienes y servicios de las empresas que compran cada mes, cayó a 49 puntos de una escala de 100. Debajo de 50, el índice indica una contracción de la economía.

Una de las razones principales es la fuerte caída en los pedidos de exportación de Europa y Estados Unidos, así como la inesperada caída en el consumo interno.

"Es un ingrediente más de la globalización. China es una economía muy exportadora que depende de que a otros estados, como los europeos, les vaya bien. Si una de las soluciones de la crisis es exportar nuestros productos a China, esta noticia no es la mejor", explica a BBC Mundo el economista Florentino Felgueroso, de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada de España.

El experto se detiene en el desequilibrado crecimiento chino, en errores que ya se han vivido en Europa o Estados Unidos como la burbuja inmobiliaria, y en las miles de fábricas que fueron trasladadas a territorio asiático porque resultaba más barato.

"Tal como está de conectado el mundo. Cuando le va mal a uno, las consecuencias se expanden muy rápidamente", apunta el experto.

¿Qué es lo que está pasando en China?

Cae la actividad en las fábricas
Las miles de fábricas que pululan en China están produciendo menos tanto a nivel industrial como manufacturero porque dos de sus principales mercados, Europa y Estados Unidos, demandan menos productos debido a la crisis de sus deudas públicas. Además los chinos están consumiendo menos.

La producción industrial china seguirá desacelerándose en los próximos meses.

China crece pero con desequilibrios
A pesar de que la economía china sigue creciendo, la desaceleración en el ritmo de crecimiento es más rápida de la esperada. Según el Banco Mundial el crecimiento de China para este año será del 9.1 %, y del 8.4% para el 2012.

"China, como Brasil, crecen con muchos desequilibrios, están reproduciendo muchos errores de deuda privada que ya se han vivido en Europa. China está viviendo además un boom inmobiliario como el que vivimos en España. Una de sus consecuencias es que se deprecia el capital humano. Después del boom en España no se puede reubicar a al gente que trabajó en la construcción”, señala Felgueroso.

Una sociedad que envejece
La tasa de actividad china tiende a caer por políticas de un solo hijo por familia. "Es una población que tienen a envejecer rápidamente", apunta el experto.

Los bancos chinos bajan sus reservas

El Banco Central de China ha respondido a la caída en la producción bajando un 1,5% las reservas de dinero que deben tener los bancos. De esta manera pretende impulsar los préstamos para estimular la economía.

Las consecuencias de la deslocalización
"China es uno de los grandes focos de la deslocalización de las fábricas del mundo. En los últimos 15 años, Estados Unidos y Europa han dejado de producir muchos bienes y han trasladado la producción a China. El vacío que ha quedado en sectores como el textil, juguetes, calzado o muebles no se ha podido aprovechar cuando fenómenos como la construcción se han venido abajo", explica el economista.

"Es un elemento fundamental en la crisis que ahora se vive en Europa. Muchos trabajadores podrían ser relocalizados pero esos sectores están en China. Para bien y para mal estamos conectados en una crisis mundial", agrega Felgueroso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?