| 12/5/2011 7:00:00 AM

Latinos piden más préstamos para consumo que europeos

El Banco Mundial alerta sobre el aumento del crédito de consumo en América Latina. Mientras que en la región representa el 26% del total de la cartera de los bancos, en Europa apenas representa el 18%.

Dinero.com habló con Augusto de La Torre, economista jefe para América Latina del Banco Mundial, sobre el informe del panorama de los bancos en la región y sus retos frente a una posible crisis financiera mundial en 2012. Según el experto el nivel de inversiones, capitalización y reservas son los aspectos que le permiten a las entidades estar un poco más tranquilos frente a los coletazos de la situación internacional.

Este martes será presentado el informe anual sobre el desarrollo financiero de América Latina, hay varios aspecto que dan un parte de tranquilidad , hay otros como el aumento significativo de crédito de consumo que podrían dejar expuestos a las entidades. También se analizaron los desafíos más inmediatos.

Frente a la amenaza de crisis financiera mundial indica que Estados Unidos y Europa deben aprender de la forma cómo América Latina aprendió a supervisar y regular sus bancos, como consecuencia de las crisis de la década pasada. 

“Mientras que en Estados Unidos una enorme cantidad de instituciones quedó por fuera de la regulación, en Latam hemos incluido cada vez más actores de la cadena para ser mucho más rigurosos. América Latina tiene interesantes lecciones de las cuales los países ricos pueden aprender, porque hemos sido más conservadores frente a la regulación financiera”, dijo.

Por esta razón cree que el crecimiento en 2012, será un poco inferior a lo esperado, pero de todas formas será positivo.

Progreso
El economista destacó las grandes inversiones y capital, que le han permitido tener un grado importante de estabilidad. “Latinoamérica fue la región de mayor incidencia de crisis económica en los ochenta y noventas. Es un gran logro estabilizar su participación económica y financiera”.

Se destaca tener un sistema más interconectado, un modelo que comienza a parecerse cada vez más a los países más ricos, con presencia de inversionistas de alto nivel.

“Los sistemas financieros se han inclinado por el camino del crédito de consumo, hay que entender qué está detrás de eso y es que está prefiriendo personas naturales, que financiar la producción”, dijo el economista jefe del Banco Mundial para América Latina.

Desafíos
Para Augusto de la Torre, entre los aspectos más relevantes para los próximos años es priorizar sobre el crédito para la expansión de negocios a largo plazo como educación, infraestructura y construcción.

El crédito de vivienda en 2008 era apenas del 14% del crédito total, y en Europa de este es del 50%. “Esto da una idea de cómo el sistema financiero, se está sesgando en favor del consumo, este tipo todavía no domina, el total del crédito pero es cada vez más el foco de crecimiento”, puntualizó.

Uno de los temas más complejos es el impacto duradero de las crisis financieras en esta región. En promedio debilita y “atrofia” el sistema por 10 o 15 años, en promedio. “Parte de la razón por la cual el crédito es relativamente pequeño, comparado con el tamaño de la economía es porque todavía estamos sufriendo las consecuencias de crisis de los años noventa.

Además de la necesidad de evitar las crisis, el desafío más grande para los bancos está en hacer énfasis: el mejoramiento del ambiente legal, lo procesos judiciales para recuperar activos, banca rota empresarial, manejo de acreedores, que son bastante débiles. Por ello se necesitan reformas más rigurosa.

“El segundo desafío es encontrar la forma más productiva de conectar las grandes masas de ahorros, que se movilizan ahora a través de los fondos de pensiones, mutuales, hacia el beneficio del crecimiento y eso es un tema delicado pero importante, porque estamos hablando de los ahorros de los trabajadores y familias que no pueden utilizarse en temas de riesgo imprudentes, pero de todas formas hay espacio para que tengan un horizonte y ayuden a mejorar los temas de más largo plazo como infraestructura de comunicaciones, aeropuertos, programas de educación, que ayudan a financiar mejor las empresas y sus objetivos de expansión”, explicó el experto a Dinero.com. 

Entre los aspectos positivos es que en Latinoamérica ya no hay escases de fondos, a diferencia de la época de los ochentas. El nivel de capitalización está por encima de los promedios del mundo.

El experto destaca que los bancos de la región mejoraron sustancialmente los sistemas de información créditos y la transparencia en el manejo de cuentas a diferencia de los más grandes de los países desarrollados.

Frente a los coletazos de una posible crisis mundial queda claro que las instituciones locales están en una posición de fortaleza y estabilidad. El problema es mantenerlo y conseguir que el sistema bancario sea de mayor utilidad para la economía en general.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?