| 2/23/2016 12:05:00 AM

¿Por qué las TIC aún no cumplen las expectativas?

El 60% de la población aún no cuenta con acceso a internet, lo que produce que los beneficios de su impacto no sean los esperados. ¿Cuál ha sido el papel de las TIC en el empleo y el crecimiento? Y ¿Cuáles son los retos y dificultades que enfrenta el sector?

Las tecnologías digitales se han expandido rápidamente alrededor del mundo, todas las herramientas para manejar, almacenar y compartir información han crecido de manera exponencial en la mayoría de países. Sin embargo, los beneficios de su impacto han resultado menores de lo que se esperaba, se planteó en el informe de Dividendos Digitales, desarrollado días atrás por el Banco Mundial.  

Para finales del año anterior, se estimó que aproximadamente 3.200 millones de personas, tienen acceso a internet. Esta llamada revolución digital  ha generado en los últimos años, más facilidades en cuanto a comunicación, obtención de información, productos gratuitos y formas de ocio.

Sin embargo, el Banco Mundial se cuestiona dentro de su investigación, si en realidad las inversiones en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han generado un mayor crecimiento, mejores servicios y más empleo. 

Se han puesto en duda los beneficios potenciales de esta revolución digital, dado que a pesar de que las personas y los gobiernos están más conectados que nunca, el impacto de la tecnología en la propagación de la gobernanza, en la productividad, en las oportunidades y la desigualdad, no ha cumplido las expectativas ¿Por qué?

Productividad mundial

Fuente Banco Mundial

El Banco Mundial, expone dos factores principales. Por un lado, porque el 60% de la población mundial aún no tiene una conexión a internet, lo que le impide participar de manera significativa en la economía digital. Y por otro lado, porque los beneficios se pueden ver contrarrestados por nuevos riesgos.

¿Cuáles riesgos?

  • Información sin rendición de cuentas: Cuando internet ayuda a superar barreras de información, pero los gobiernos no rinden cuentas a sus ciudadanos, se logra un mayor control pero no inclusión de la población.
  • Automatización sin habilidades: cuando los trabajadores no poseen habilidades para un manejo adecuado de la tecnología, se genera menor productividad y mayor desigualdad.
  • Escala sin competencia: si por el internet las empresas logran economías de escala pero afectan a la competencia y propician monopolios, se genera una excesiva concentración del poder de mercado.   

Los aportes de internet al crecimiento y el empleo

En los países en desarrollo, la contribución de las TIC al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) ha sido pequeña, alrededor de un 1,2%.

Fuente Banco Mundial

Por otro lado, si se da un aumento del 10% en el uso de internet en un país de importancia exportadora, el número de productos comerciados aumentaría 0,4%, según el Banco Mundial.

En cuanto a empleos, las tecnologías digitales podrían habilitar una importante cantidad de puestos de trabajo. Sin embargo, en los países en desarrollo el sector de las TIC representa aproximadamente el 1% del total de trabajadores. En los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), el empleo generado por las TIC, representa alrededor del 3% al 5%.

¿Cómo enfrentar las dificultades y los riesgos?

“Para que los dividendos digitales puedan compartirse ampliamente entre todos los segmentos de la sociedad, los países también deben mejorar el clima de negocios, invertir en la educación y la salud de las personas, y promover el buen gobierno”, afirmo Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial.

Para que la nueva era digital cumpla con las expectativas y cumpla de manera eficaz la promesa de desarrollo, el Banco Mundial recomienda dos acciones claves:

  1. Acortar la brecha digital haciendo que Internet sea universal, accesible, abierta y segura.
  2. Reforzar las regulaciones que garantizan la competencia entre empresas, adaptar las habilidades de los trabajadores a las exigencias de la nueva economía y promover instituciones responsables.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?