| 11/9/2015 12:05:00 AM

¿La FED está transmitiendo volatilidad o estabilidad a los mercados?

Durante todo el 2015 los mercados y los analistas han estado especulando y tratando de predecir el momento en que la FED anunciará el esperado aumento de las tasas de interés. ¿La volatilidad en los mercados es producto de confusión o claridad en sus mensajes?

En el pasado, más precisamente en 2013 la FED anunció súbitamente el desmonte gradual de su programa de estímulo a la economía por medio de la compra de activos. En cuestión de segundos las acciones y el mercado de deuda se desplomaron y la volatilidad económica pasó nuevamente a tener un rol principal. Por lo anterior, la FED busca aprender de los errores en el pasado y en esta ocasión pretende que el aumento de las tasas de interés no tome con la guardia abajo a los analistas, a los inversionistas ni a los hogares. 

En este sentido, la Reserva Federal ha comunicado su objetivo de aumentar la tasa de fondeo una vez las condiciones sean óptimas para iniciar el proceso de normalización de la economía, en especial cuando el mercado laboral se encuentre en un estado mucho más robusto. Puntualmente, la variable crítica a la que la FED ha anclado la senda de las tasas es la evolución de los salarios reales. 

De acuerdo a los comunicados, el mensaje parece estar claro. Una vez la tasa de desempleo llegue a lo que en términos económicos se conoce como la “tasa de pleno empleo”, se observen mayores avances en el mercado laboral, las expectativas de inflación de mediano plazo converjan al objetivo situado en 2% y el contexto económico global sea favorable, habrá un “timing” adecuado para iniciar la normalización de la economía norteamericana. 

El lenguaje empleado por la Reserva en sus comunicados se ha caracterizado por ser conservador y ha estado condicionado al desempeño de las anteriores variables. Sin embargo, es claro que dentro del mismo comité existen diversas discusiones y no hay una verdad absoluta sobre el camino a seguir. William Dudley, presidente de la Reserva Federal del Banco de Nueva York y miembro del comité encargado de tomar la decisión, ha afirmado que la FED está haciendo un gran trabajo explicando su punto de vista o su probable reacción ante los datos y los riesgos a la baja teniendo en cuenta la falta de estabilidad a la que se enfrenta la economía misma.

Sin embargo no todos comparten la misma opinión que Dudley. Por ejemplo John Taylor, economista de la Universidad de Stanford critica la falta de claridad de la FED en el sentido en que su visión solo tiene en cuenta objetivos potenciales pero carece de estrategia para conseguirlos. Para Taylor una declaración que incluya posibles reacciones ante escenarios potenciales diferentes al objetivo del comité blindaría con mayor seguridad a los mercados y a los hogares. 

De la misma forma diferentes analistas han advertido del riesgo de mantener las tasas en su límite inferior por un periodo sostenido de tiempo y el carácter excesivamente “relajado” del comité manifestando que siempre hay una razón para postergar el aumento en las tasas de interés.

De esta forma, el reporte del mercado laboral de Octubre sorprendió al alza al reportarse que la creación de nuevos empleos ascendió a 271 mil en el mes, superior a las expectativas de 185 mil del mercado. Al tiempo la tasa de desempleo se ubicó en 5%. Sin embargo, pese a la evolución del mercado laboral la Reserva podría esperar a tener una mayor cantidad de señales adicionales de la economía mundial, especialmente de China para iniciar el proceso de normalización. 

Por otra parte, pese a que Janet Yellen anunció que una vez la FED decida aumentar las tasas de interés este proceso se hará de manera gradual en un promedio de 100 puntos básicos por año, aún existen dudas sobre la velocidad con la que la FED realizará el aumento. En efecto hay quienes le apuestan a un aumento gradual como ha propuesto la presidenta de la Reserva, mientras que otros le apuestan a una estrategia mucho más agresiva.

Pese a que el aumento de tasas es un hecho globalmente esperado y conocido, la posición cautelosa y su discurso condicionante parecen estar siendo un arma de doble filo para los propósitos de la Reserva Federal. Los mercados llevan esperando todo el año que se realice el esperado anuncio, sin embargo la FED continúa esperando, como los médicos, que el paciente se encuentre en condiciones de normalizar su vida gradualmente. Mientras tanto en la sala de espera, todos están atentos al momento en que el paciente se levante. La pregunta es, ¿Cuánto más esperara el médico para tomar la decisión?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?