| 8/11/2016 12:01:00 AM

Banco Mundial tiene un previsión optimista sobre los commodities

A pesar de que las proyecciones todavía apuntan a una disminución de los precios de los productos básicos para todo el 2016, las últimas previsiones del Banco Mundial indican una leve mejora en los precios del petróleo, la energía y los productos agrícolas.

Recientemente el Banco Mundial elevó sus previsiones sobre el precio del petróleo crudo en 2016 a US$43 por barril, debido a las interrupciones en la oferta y a una sólida demanda durante el segundo trimestre.

"Prevemos que el precio del petróleo será ligeramente más alto en el segundo semestre de 2016 al disminuir el exceso de oferta en el mercado del petróleo", afirmó el economista y autor principal del informe Commodity Markets Outlook (Perspectivas de los Mercados de Productos Básicos), John Baffes.

Durante el mes de febrero, el precio del petróleo alcanzó un mínimo de US$26,2 y a partir de abril el precio empezó a aumentar considerablemente hasta alcanzar un precio máximo en junio de US$51,2. Con esto, el promedio del precio durante los primeros ocho meses del año se ubica en por encima de US$40.

Precio del petróleo WTI en 2016

Fuente: Dólar Web

El Commodity Markets Outlook se publica trimestralmente y en él se proporciona un análisis minucioso de mercado de los principales grupos de productos básicos, como la energía, los metales, la agricultura, los metales preciosos y los fertilizantes.

Según el Banco Mundial, pese a la recuperación del precio del petróleo y de muchos otros productos básicos en el segundo trimestre de 2016, se prevé que la mayoría de los índices de precios disminuirán este año.

Esta tendencia de disminución de precios, en el caso de productos básicos industriales como la energía, los metales y las materias primas agrícolas, se debe a las perspectivas de crecimiento débil en los mercados emergentes y las economías en desarrollo.

La energía, los metales y los productos agrícolas

Se estima que el precio de la energía (que comprende el petróleo, el gas natural y el carbón) bajará en 16,4% en 2016. Esta proyección es más positiva que la registrada en abril, la cual indicaba una disminución del 19,3%.

Según la investigación, debido a que la energía representa más del 10% del costo de la producción agrícola, las fluctuaciones del precio de la energía han sido un factor importante en la trayectoria del precio de los alimentos.

“Alrededor de un tercio de la caída del precio de los cereales y la soja desde 2011 hasta fines de 2016, se debe a la disminución del precio de la energía”.

Por su parte, se espera que el precio de los metales baje un 11%, lo que representa una disminución más marcada que la del 8,2% indicada por las previsiones de abril, lo que se debe a las perspectivas de debilidad de la demanda y a la nueva incorporación de capacidad instalada.

Según el director del Grupo de Análisis de las Perspectivas de Desarrollo del Banco Mundial, Ayhan Kose, las economías emergentes y exportadoras de energía se han esforzado por ajustarse a la persistencia de la baja de los precios.

Debido a la relación directa entre el precio de la energía y el precio de los productos básicos, los productores agrícolas pueden esperar precios más bajos en tiempos en lo que las tarifas de la energía también caen.

“Los países exportadores tanto de energía como de productos básicos agrícolas deben intensificar los esfuerzos de diversificación económica para reforzar la resiliencia ante las fluctuaciones del precio de los productos básicos", puntualizó Kose.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?