| 8/25/2016 3:37:00 PM

Lanzan estrategia que aspira proteger a campesinos y ecosistemas colombianos

El nuevo esquema de pago por servicios ambientales que busca promover la conservación de los ecosistemas del país e incrementar los ingresos de familias campesinas, se lanzó en cundinamarca con el apoyo de la Car, Masbosques, Cornare y Bancolombia.  

En un esfuerzo conjunto entre la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), la Corporación Autónoma para el Manejo Sostenible de los Bosques (Masbosques) y la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los ríos Negro y Nare (Cornare), se lanzó en cundinamarca la estrategia BanCO2, la cual pretende incrementar los ingresos de los campesinos y al mismo tiempo proteger el medio ambiente.

Según anunció la CAR, el BanCO2 es un esquema de pago por servicios ambientales que busca promover la conservación de los ecosistemas estratégicos del país a través del reconocimiento y la valoración por los servicios ambientales que prestan los campesinos.

“Este es un pago por el trabajo que realiza el campesino por proteger el medio ambiente, no es un subsidio ni una política asistencialista”, aseguró el director de la CAR, Néstor Guillermo Franco.

Con la nueva estrategia se pretende conservar los páramos y los bosques altos andinos del territorio, dada su importancia en Colombia.  Según la CAR, un 70% de agua del país proviene de los páramos, sin embargo, el 75% de ellos se encuentra en peligro.

Este programa está dirigido a familias campesinas con ingresos limitados que vivan en la jurisdicción de la CAR y que sean propietarios de predios en zonas de páramo con cobertura de bosques naturales.

Actualmente, ya hay 23 familias vinculadas en 9 municipios de Cundinamarca y más de 1000 familias en todo el territorio nacional.

¿Cómo pueden aportar empresas y personas naturales con el proyecto y de qué forma reciben el dinero los trabajadores del campo?

BanCO2 trabaja bajo la compensación de huella ambiental y usa una plataforma web para vincular a personas naturales y jurídicas que compensan su huella con dinero que llega de manera directa a las familias socias a través del producto Ahorro a la Mano de Bancolombia.

Con esta plataforma web, las personas y empresas pueden medir su huella ambiental; elegir el departamento y la familia a quien quiere beneficiar; elegir el valor a donar y averiguar cuál va a ser el tamaño del área (en m2) a la cual beneficiaría.

Según Franco, el monto que reciben las familias campesinas depende del compromiso de los aportantes y al área protegida por cada una de ellas.

Finalmente, a través de la plataforma se realiza la gestión de los pagos y se distribuyen a las diferentes familias y por medio del producto Ahorro a la Mano se puede retirar el dinero en los diferentes corresponsales bancarios, aclaró el Vicepresidente de la Banca Corporativa de Bancolombia en Bogotá, Juan Carlos Jaramillo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?