| 11/21/2015 12:01:00 AM

Un laboratorio secreto de Samsung emula a los unicornios de Sillicon Valley

Los empleados de Samsung Electronics Co. que tenían ideas creativas para productos ajenos al negocio principal de la empresa en el pasado solían ver sus inventos enterrados por la burocracia y la inercia. Este año, cuando un ingeniero desarrolló una pulsera para evitar escuchas indeseadas, la respuesta fue muy diferente: Samsung lo ayudó a iniciar su propia compañía.

La medida le dio a Choi Hyun Chul espacio y recursos para desarrollar TipTalk, que transmite conversaciones a través de la yema de un dedo presionada contra la oreja. El dispositivo puede tener un eco limitado en el sector de los aparatos de vestir, pero su desarrollo señala un cambio sísmico en la cultura notablemente unidimensional de Samsung.

El largo dominio de Samsung en el sector de los teléfonos inteligentes está flaqueando conforme los dispositivos se vuelven intercambiables y diferentes fabricantes usan los mismos componentes y el mismo software de Google Inc. La compañía surcoreana necesita un nuevo producto exitoso, de manera que está imitando a Silicon Valley al darles a 350 ingenieros la oportunidad de trabajar en sus propios emprendimientos en una incubadora dentro de la empresa, llamada Creative Lab.

“Los conglomerados empresariales surcoreanos deben sentir que han alcanzado el límite, de modo que necesitan algunos aportes nuevos para fomentar los buenos resultados”, dijo Choi Yang Hee, ministro de Ciencia de Corea del Sur. “A través del C-Lab, Samsung recurre a nuevos motores de crecimiento para sí”.

Para Samsung, esto significa permitir que esos trabajadores se tomen al menos un año de licencia de sus empleos diarios para dedicarse a cerca de cien proyectos. Entre ellos está TipTalk, dispositivo que se inserta en un zapato para monitorear la postura y la pisada, un aparato compatible con Bluetooth que ayuda a aprender a tocar el violín y un sensor para predecir ataques cerebrovasculares.

1100 ideas

Choi es ahora el máximo responsable de Innomdle Lab y trabaja para llevar a TipTalk al mercado este año. Su proyecto sobrevivió a una competencia entre 1100 ideas y es uno de los primeros que se separa de Samsung y pasa a su propia compañía. Los empleados que lanzan una startup pueden volver a sus empleos de Samsung si el negocio fracasa dentro de los cinco años.

Samsung, por su parte, no tiene otra opción. Ha soportado dos años de ventas en baja de sus smartphones Galaxy a causa de la más dura competencia de los iPhones y de una avalancha de dispositivos chinos más baratos que corren con Android. Sus acciones están 3,2 por ciento más baratas este año y se encaminan a su tercera baja anual. Las divisiones de celulares y chips representan dos tercios de las ventas y 90 por ciento de las ganancias.

El C-Lab, ubicado en un parque de oficinas en la sede de Samsung, es parte de un presupuesto de US$13.000 millones para investigación y desarrollo. Y avanzan los planes para abrir otro espacio cerca del complejo de Samsung en Seúl y en la Universidad Nacional de Seúl, la más prestigiosa del país.
(Bloomberg) 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?