| 3/26/2012 6:00:00 AM

La tentación de invertir en estafas

Un estudio llevado a cabo en Estados Unidos sugiere que hay personas que invierten en operaciones fraudulentas en la web, a pesar de saber lo que son, porque tratan de utilizarlos como instrumentos de inversiones regulares.

;
BBC
¿Quién querría poner su dinero en una operación de inversión sabiendo que es fraudulenta? Aunque parezca difícil de creer, un estudio sugiere que hay personas que lo hacen.

Uno de los primeros estudios importantes sobre estafas conocidas como Programas de Inversión de Alto Rendimiento revela que un pequeño número de personas está tratando de utilizarlos como instrumentos de inversiones regulares.

La investigación sugiere que estos inversores utilizan herramientas de la web a fin de identificar el mejor momento para retirar su dinero.

Pero no siempre sale bien. Las autoridades advierten que este tipo de inversiones puede fracasar sin esperanza de obtener ningún tipo de compensación.

Estos programas de inversión son un ejemplo de lo que se conoce como los esquemas de Ponzi que prometen grandes ganancias para los individuos que invierten en ellos.

Cuantos más inversores mejor...

La estafa consiste en un proceso en el que las ganancias que obtienen los primeros inversionistas son generadas gracias al dinero aportado por ellos mismos o por otros nuevos inversores que caen engañados por las promesas de lucro.

El sistema funciona si crece la cantidad de nuevas víctimas.

Mientras que el instigador del fraude hace el dinero, la mayoría de los participantes pasan un mucho tiempo reclutando más miembros para apuntalar sus beneficios cada vez más escasos.

"Creemos que puede haber algunas personas que hacen dinero aquí", dijo Richard Clayton, uno de los expertos en seguridad informática que realizaron el estudio.

"Sin embargo, llevar a cabo una de estas estafas es sin duda mucho más lucrativo que invertir en una".

Los investigadores estiman que cerca de US$6 millones al mes pasan a través de 1.600 programas de inversión fraudulentos que rastrearon durante nueve meses, mientras recogían datos.

"No es una cantidad insignificante de dinero", dijo Clayton.

Los planes ofrecían niveles de beneficios muy diferentes.

El rendimiento más elevado era un tipo de interés del 440% en 10 minutos, pero muchos otros ofrecían beneficios mucho más modestos entre un 1% y 2% al día.

Sitios rastreadores

Clayton dijo que el estudio descubrió sitios que monitoreaban los esquemas Ponzi, algunos de ellos durante meses.

Los sitios rastreadores detallaban los beneficios que los diferentes esquemas estaban pagando.

Utilizando estos sitios, los inversores se daban cuenta de cuándo empezaba a desmoronarse el esquema para intentar recuperar su inversión inicial.

"Su único propósito es ayudar a la gente a elegir donde puede colocar su dinero", dijo Clayton, aunque se mostró cauteloso a la hora de sacar conclusiones firmes ante la falta de evidencias que corroboren esto.

"Si creemos que lo que vemos en la red es cierto, algunas personas recuperan dinero y otras recuperan más de lo que invirtieron", dijo.

Al igual que con todos los esquemas de Ponzi, los primeros inversores se basan en la ingenuidad de inversores posteriores que puede que no sean conscientes de que se están uniendo a una estafa financiera que probablemente les costará caro.

"La gente que invierte en estos sitios sin entender cómo funcionan puede pensar que es una buena inversión", dijo Clayton a la BBC.

Un portavoz de la Autoridad de Servicios Financieros del Reino Unido advirtió en contra de involucrarse en un esquema de Ponzi, incluso en las primeras etapas.

"Los consumidores deben tener cuidado con cualquier inversión que ofrece rendimientos asombrosos", dijo. "Si suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo es."

Añadió que debido a que las estafas de inversión no están autorizadas, los consumidores no tienen ninguna protección ni los medios para recuperar su dinero cuando colapsen.

Cómo cerrar el grifo

La investigación, en la que también participaron Han Jie y Tyler Moore de la Universidad de Wellesley en Estados Unidos, también propuso algunas maneras en que los reguladores y los gobiernos podrían tomar medidas para detener el crecimiento de estos programas de inversión.

Los reguladores podrían poner presión sobre las empresas que operan las monedas digitales que utilizan las estafas y cortar el suministro de dinero en efectivo, dijo Clayton.

Otro objetivo podrían ser los sitios rastreadores, sugirió, ya que cerrando estos sitios se restringiría la información acerca de cómo operan estafas específicas.

"Además, la educación puede ayudar a las personas a identificar estos sistemas", agregó.

"Ésta es un área donde cuanto más sepa la gente de cómo funcionan, más difícil será que tenga éxito. La gente podrá decir '¡Ajá! Este es un esquema de Ponzi'".

"Es necesario el conocimiento básico de que el 1% al día simplemente no puede funcionar."
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?