| 10/6/2009 12:00:00 AM

La tarjeta de crédito, la deuda más recurrente de los colombianos

De acuerdo con el Banco de la República los hogares colombianos destinan el 20% de sus ingresos a pagar intereses. Los bancos mantienen una adecuada situación de solvencia y rentabilidad.

El director de Estabilidad Financiera del Banco de la República, Darío Estrada presentó el día lunes 5 de octubre el Reporte de Estabilidad Financiera. El informe estudia el desarrollo del sistema financiero y las implicaciones para su estabilidad. En términos generales los resultados fueron positivos en términos de solvencia y rentabilidad. Resalta que una quinta parte de los ingresos en los hogares colombianos están destinados a pagar sus deudas, principalmente de su tarjeta de crédito.

“El balance general es que el sistema financiero cuenta con buenos indicadores. La solvencia de los establecimientos de crédito sigue muy por encima de los niveles requeridos. La rentabilidad de los intermediarios sigue siendo relativamente alta, las inversiones de este año han tenido buenos beneficios en términos de precio. El riesgo de crédito creo que se ha venido incrementando pero no es preocupante hasta el momento, debido al buen monitoreo que vienen haciendo las entidades”, comentó el director de Estabilidad Financiera del emisor.

El informe destacó que la carga financiera de los hogares se ha estabilizado alrededor del 20%. Este indicador representa los pagos de intereses y amortizaciones que hacen los hogares en Colombia.

“Las deudas más recurrentes en los hogares son el pago de la tarjeta de crédito, seguida por los créditos de libre destinación y los créditos de vehículos”, aseguró Darío Estrada.

El director de la entidad considera que las familias están más disciplinadas cuando piensan en pedir un préstamo. “Existe una desaceleración en la tasa de crecimiento del crédito, que obviamente se refleja en el sentido que los hogares están demandándolo menos. Por causa del fenómeno de recesión económica de este año”, comentó.

Así mismo, recomienda que en términos generales lo importante es que las familias planifiquen bien sus planes de consumo. “Que hagan decisiones de crédito y que traten de suavizar el consumo alrededor del tiempo. Es decir, tener en cuenta no sólo consideraciones de qué comprar, sino de cómo puedo pagar esas deudas”, afirmó.

La cartera del sistema financiero representa alrededor de $145 billones, más o menos $75 billones por la cartera comercial, $35 billones representa la cartera de consumo y alrededor de $15 billones para cartera hipotecaria.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?