Las comunidades indígenas representan aproximadamente un 8% de la población total de la región. Al mismo tiempo representan el 14% de personas pobres y el 17% de personas en pobreza extrema. Foto: Bloomberg

| 2/24/2016 12:01:00 AM

La desalentadora situación social y económica de los indígenas en América Latina

En Latinoamérica, alrededor de la mitad de indígenas viven en el sector urbano. Además, representan el 14% de personas pobres y tienen un mayor riesgo que la población no indígena de vivir en condiciones de pobreza extrema, según estudio del Banco Mundial.

En un reciente estudio, denominado Latinoamérica Indígena en el Siglo XXI, realizado por el Banco Mundial, se expusieron los aspectos más importantes de la evolución de la situación económica, social y demográfica de la población indígena en Latinoamérica.

En primer lugar, según los últimos censos se encontraron alrededor de 42 millones de habitantes indígenas en la región en 2010, de los cuales más del 80% se encuentran en México, Guatemala, Perú y Bolivia. 

A pesar de que en los primeros 10 años del siglo XXI salieron casi 70 millones de personas de la pobreza en Latinoamérica, la población indígena no se benefició en la misma proporción. Las comunidades indígenas representan aproximadamente un 8% de la población total de la región, al mismo tiempo representan el 14% de personas pobres y el 17% de personas en pobreza extrema.

Tal como afirmó el Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina, Jorge Familiar “Latinoamérica ha experimentado una profunda transformación social que disminuyó la pobreza y aumentó la clase media, pero los pueblos indígenas se beneficiaron menos que el resto de los latinoamericanos”.

De hecho, esta población tiene una probabilidad 2,7 veces mayor de vivir en condiciones de pobreza extrema que la población no indígena, según el Banco Mundial.

Lea también: La conservación del medio ambiente es más eficaz si se respetan los derechos de los indígenas, según informe 

La demografía indígena

En América Latina alrededor del 49% de los indígenas vive en el sector urbano. En el caso de Colombia, tan solo el 22% en el 2005 vivía en este sector. Sin embargo, en países como Chile y Venezuela, más de la mitad de los indígenas viven en el sector urbano.

(%) Indígenas que viven en entorno rural y urbano

Fuente: Banco Mundial

Existen algunos factores clave relacionados con esta migración de indígenas a las ciudades. Por un lado, la extracción ilegal de oro, ocasionando contaminación de ríos, deforestación y violencia, teniendo en cuenta que la quinta parte de la cuenca amazónica tiene potencial minero.

Por otro lado, los bloques de petróleo activos en la Amazonía, ya que estos bloques se superponen directamente con territorios  indígenas.

Acceso a servicios básicos y educación indígena

Este comportamiento migratorio tiene grandes repercusiones a nivel social y económico para esta población. Según el Banco Mundial, los indígenas al vivir en las ciudades, suelen vivir en condiciones menos seguras y menos higiénicas que los residentes urbanos no indígenas.

Sin embargo, se aclaró que en las ciudades los indígenas pueden contar con un mejor acceso a servicios básicos y oportunidades de mercado. Por ejemplo, tener 1,5 veces más probabilidades de tener acceso a electricidad y 1,7 veces mejor acceso a agua potable, que la población indígena rural.

Por el lado de la educación, también existe un mejor desempeño de indígenas urbanos. La culminación de la primaria es 1,6 veces mayor, la secundaria es 3,6 veces mayor y la terciaria 7,7 veces mayor, en comparación con los que habitan en zonas rurales.

Educación secundaria población indígena

 

Fuente: Banco Mundial

Niveles de empleo

En países con gran cantidad de población indígena, la cantidad de indígenas con empleos calificados y estables, puede llegar a ser tres veces menor que la población no indígena. Según el estudio, es más probable ver indígenas en el sector laboral informal con una baja remuneración y cualificación.

Por ejemplo, en un país como Perú, un indígena tiene la mitad de probabilidades que cualquier otra persona, para ocupar un puesto calificado.

En el caso de Colombia al año 2005, la tasa de empleo indígena representó una participación de 47%.

Estos aspectos limitan los beneficios de los indígenas en materia de seguridad social, seguros y pensiones.

"Incluir a los pueblos indígenas en las políticas y programas de desarrollo no es únicamente para reducir la pobreza, sino que es un proceso para aumentar sus oportunidades de ser miembros activos de la sociedad (…) su inclusión no es solo moralmente correcta sino que es económicamente adecuada para las naciones", Afirmó Ede Ijjasz-Vásquez, Director Senior del Banco Mundial para la Práctica Mundial de Desarrollo Urbano, Rural y Social, y Resiliencia. 

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.