| 9/24/2011 8:20:00 AM

La resistencia de los BRICS a ayudar a Europa

Como era de esperarse, la reunión de los BRICS -conformado por las potencias emergentes Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- no concluyó con una oferta explícita de ayuda para paliar la crisis económica europea.

;
BBC
"Si fuera necesario, daríamos nuestro apoyo al Fondo Monetario Internacional o alguna otra institución para hacer frente a los actuales desafíos a la estabilidad financiera global, dependiendo de las circunstancias de países individuales", señalaron en un comunicado.

La resistencia de las economías emergentes a prestar abiertamente ayuda o asistencia es lógica.

El economista peruano Martín Reaño explicó a BBC Mundo que "los BRICS no quieren comprarse el pleito, porque cualquier ayuda que pueda recibir Europa en estos momentos va a terminar en buena parte como recursos que van a seguir invirtiéndose en una economía de bienestar que esos países ya no pueden seguir sosteniendo".

Según Reaño, el problema es que los países europeos todavía no están en condiciones de decirles a sus ciudadanos que se acabó la fiesta y que tendrán que ajustarse el cinturón. Mientras eso no ocurra, tiene sentido que los BRICS les digan que primero pongan su casa en orden.

Reformas estructurales
Por ahora, los países europeos recurren a las instituciones creadas para ayudar a sus socios en problemas, como el FMI y el Banco Mundial. Sin embargo los expertos argumentan que cualquier ayuda podría caer en saco roto, a menos que se implementen las reformas estructurales que una crisis como ésta requiere.

Ya se están percibiendo en Grecia los traumáticos efectos de las medidas de austeridad ejecutadas por su gobierno para cumplir con sus obligaciones y la reacción de su ciudadanía, por ejemplo.

"Cuando Europa plantea el apoyo de los países emergentes, está diciendo que siempre ha recibido la ayuda de la economía estadounidense, pero que ahora no está en condiciones de hacerlo. ¿Qué queda entonces? Asia y Latinoamérica", afirma Reaño.

Los representantes de los BRICS fueron elocuentes en sus evasivas: "No queremos usar palabras como ayuda o asistencia", dijo el viceministro de Finanzas ruso, Sergei Storchak.

"Representamos a un grupo de países con una enorme demanda de recursos para la reducción de la pobreza", puntualizó el gobernador del Banco Central de la India, Duvvuri Subbarao. "Los países europeos tienen que ser rápidos en sus decisiones, tienen que ser osados y cooperativos entre sí", dijo por su parte el ministro de Finanzas de Brasil, Guido Mantega.

Sin embargo, no se descarta que estos países aporten más fondos al FMI para fomentar la estabilidad económica global. Obviamente, un estancamiento o un colapso de las economías desarrolladas salpicaría al resto del mundo. De ahí que el G20 prometiera evitar que la crisis europea afecte a los bancos y mercados financieros.

Cambio de paradigma
Ya el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, había expresado un día antes su confianza en que Europa dedicaría más de sus propios recursos a respaldar a los gobiernos en problemas dentro de la zona del euro.

¿Podría establecerse un paralelo entre la ayuda de países pobres a ricos y la pugna entre el presidente de EE.UU. Barack Obama y el Congreso sobre subir o no los impuestos a los más ricos?

"Bueno, una parte de Estados Unidos está reclamando una reforma al estado de bienestar y la otra parte se mantiene firme en eso, al no querer hacer reducciones dramáticas", argumentó Reaño.

Pero sin duda una de las consecuencias de esta crisis es que "tendrán que producirse cambios importantes en las economías y también cambios en los paradigmas de la ciencia económica como la conocemos hoy día, porque actualmente sólo se sale de las crisis con gran recesión o con gran inflación, a no ser que se patee el tablero".

Los observadores indican que no se puede descartar una paridad del euro y el dólar, o que algunos países europeos decidan abandonar la zona euro y volver a sus antiguas divisas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?