| 11/27/2009 7:30:00 AM

La recuperación de Colombia será de las más lentas de América Latina

El crecimiento de Colombia en el 2010 será de los más lentos en Latinoamérica por factores legislativos y el conflicto con Venezuela, declaró Michael Reid, editor para América de la revista The Economist. Las tasas de interés deberían bajar más.

Colombia tendrá una de las tasas de recuperación más lentas de América Latina, pues el nivel de exportaciones hacia Venezuela, no volverá rápido. La legislación en Colombia obstaculiza la creación de empresas y fomenta la informalidad de la economía. Todavía hay espacio para bajar las tasas de interés. Estas fueron tres de las declaraciones de Michael Reid, editor para América de la revista The Economist, durante la conferencia “El futuro de América Latina”, realizada el miércoles en Medellín, en el marco de la Feria Internacional del Sector Eléctrico (FISE).

El mayor reto que Ried le ve a la economía colombiana es la diversificación de sus mercados de exportación, pues sus principales socios comerciales, Estados Unidos, la Unión Europea y Venezuela, el próximo año tendrán niveles de recuperación lentos y una disminución del crecimiento en el caso de Venezuela, con lo que se afectará de la misma manera la economía interna.

En cuanto a tasas de interés, afirmó que en Colombia todavía hay espacio para disminuirlas sin temor a crear presión en los precios, y en cambio, una baja ayudaría a fomentar los proyectos de infraestructura que serán claves para el crecimiento del país en los próximos años.

El sector energético es uno de los sectores en que Colombia tiene mayor potencial, manifestó el editor. Una de las razones es la crisis energética que enfrenta Venezuela, que le generan oportunidades a Colombia dentro de la región. “El sector energético en Colombia debe apuntar a volverse una potencia exportadora en la región”, declara Reid.

Crecimiento en Latinoamérica

“La región viene de un periodo bastante bueno entre 2003 y mediados del 2008”, declaró. Estos años sirvieron para mejorar la posición fiscal y disminuir la deuda externa en muchos países de la región.

Los mercados emergentes no fueron los generadores de la crisis, por esto y gracias al perfeccionamiento de la regulación bancaria, los países de Latinoamérica han podido responder rápidamente y no recibir tan fuerte el impacto de la recesión mundial, aseguró.

Reid espera que la tasa de crecimiento de Latinoamérica en el 2010 sea 3%, aunque acepta que la cifra no puede ser exacta, pues el modelo económico está atado a variables que pueden cambiar de un momento a otro, como las relaciones internacionales. Por eso el rango de la predicción es amplio: “Latinoamérica no crecerá menos del 2%, pero tampoco crecerá el 5%”, aclaró.

Brasil, Perú y Chile tendrán las mayores tasas de crecimiento en el 2010, ya que todavía pueden seguir incrementando su gasto público y por ejemplo Chile es exportador de materias primas con un alto potencial de valorización, entre esos cobre, oro, plata y gas.

“Los países de la región deberán poner todos los esfuerzos en invertir en infraestructura, educación e investigación, para lograr aumentar las tasas de crecimiento en los próximos años”, declaró Reid.

Por último, comentó que en el año 2010 la economía mundial crecerá de manera lenta -particularmente Estados Unidos y Europa - por la recomposición en las finanzas de los gobiernos y los hogares. China tendrá la tasa de crecimiento más alta del mundo, seguido por Brasil e India, el crecimiento en Venezuela seguirá disminuyendo y el costo del dinero será mayor en los próximos años, anticipando aumentos en las tasas de interés mundiales.

El editor británico Michael Reid lleva años siguiendo de cerca la evolución de América Latina. Desde 1992 se encuentra al mando de la sección americana de la revista The Economist, pero ya diez años antes había empezado a informar acerca de la región para distintos medios ingleses como la BBC y The Guardian.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?